05/06/2017 rock

Algo Mejor editó su tercer disco, “Perfume Etéreo”

El grupo rockero porteño acaba de editar su tercer disco donde profundiza su búsqueda cancionera, mientras que Marcelo Boccanera publicó su disco grabado en el CCK donde revisita el tango con un noneto de cámara.

Por Sergio Arboleya

ALGO MEJOR-“PERFUME ETÉREO”

 Tercer disco de este combo de pop y rock que trabaja las canciones desde un vista de vista moderno, sin perder de vista el pulso orgánico y que logra la mezcla exacta de la  electricidad y potencia rockera y la elegancia y nocturnidad de un pop hedonista.

El grupo está formado por Eneas Fraccarolli en voz, guitarra y piano; Mariano Bejar en guitarra, Fernando González en batería; Federico Castro en bajo; Agustín Cruz en teclados y sintetizadores y para esta ocasión decidió trabajar con los ex Tan Biónica Juan Manuel Romero y Germán Guarna como productores.

El disco abre con “Terremoto” frenética y veloz, cargada de energía con un gran trabajo de los teclados y con la banda mostrando su potencia en una canción en la que Fraccarolli cuenta los riesgos de la fama y los lugares perjudiciales a los que puede llegar un ego sin control.
En “Alboroto” Algo Mejor sigue trabajando su veta más pop con una canción que tiene una letra que recuerda a algunas canciones de Babasónicos, con un buen trabajo de las guitarras riffeando y los colchones de trabajo sosteniendo y adornando todo.

“Descoloridos” se sostiene sobre la base bie n potente y la voz de Fraccarolli provocando, al igual que los chispeantes riffs, con un medio tempo más romántico y coqueto, como en el tramo final.
Las guitarras abren un juego lento y pausado en “Morena” donde la voz de Fraccarolli va subiendo lentamente su potencia en una balada bien arreglada, elegante, romántica y nocturna, embellecida con un interesante solo de guitarra.

“Confiar” abre con un jueguito de maquinas, tiene ritmo de medio tempo, la distorsión cubre parte de los silencios y el resto lo ocupa la voz de Fraccarolli dándole un tono más optimista y épico a la melodía con un buen final de las guitarras y los teclados. “Te espero” es más juguetona con la acústica y la voz desnuda sobre la que se suma un funky-pop moderno que habla de amores enfermizos con un logrado estribillo y una parte final más que interesante.

“Ritual” también arranca funky y bailable, bien pegadiza, mientras que “Verte llorar” es un rockito cancionero donde se destaca el groove de la base y el trabajo de las guitarras. Mientras que “por querernos mal” es una balada bien construida con un buen comienzo guitarerro, el piano acompañando y un interesante desarrollo.

El álbum se cierra con “La Secuencia” un rock maquinoso, secuenciado con buenos riffs, los teclados aportando ruidos y la base marcando el tempo con su groove.

MARCELO BOCCANERA Y ORQUESTA TÍPICA-“BOCCANERATANGO”

A cuatro años de su sorprendente irrupción en el tango, el trovador Marcelo Boccanera, uno de los cantautores que desde los 80 cultivó la canción social latinoamericana, profundiza fecundamente su vinculación con la música ciudadana.

Al frente de un noneto que le da cuerpo a una orquesta típica y en el marco de un concierto en vivo concretado a fines de 2015 en el Centro Cultural Kirchner, el artista oriundo de Ingeniero White consigue inscribir su voz en la raigambre tanguera desde un gesto que, al mismo tiempo que abreva en una rica tradición, está queriendo decir algo nuevo.

Boccanera asume un repertorio que sin evitar recurrir a algunos de los incontables hitos del género, va ofreciendo una narración que introduce al oyente en un viaje donde la sensación es que aparece una interpretación de cautivante impronta personal.

Sostenido por un magnífico conjunto (Mauricio Jost, Santiago Arias y Matías Rubino en bandoneones, Tamara Zacour y Lucía Herrera en violines, Mariana Borgui en contrabajo, Martín Jurado en viola y Clement Silly en cello), que comanda y arregla Juan Pablo Gallardo desde el piano, el intérprete propone un tránsito capaz de pasar por alto las respiraciones de tantos y tan grandes antecesores.

Y ese aporte que esquiva la tentación de la ruptura o la mera transgresión, ubica a Boccanera y a sus acompañantes en el camino de constituir una referencia para revitalizar la expresividad del tango.

En la docena de piezas registradas se aprecian grandes pasajes en “Sin lágrimas” (José María Contursi–Charlo), “Y te parece todavía” (Abel Aznar–Juan Carlos Howard), “María” (Cátulo Castillo–Aníbal Troilo), “Vieja viola” (Humberto Correa) y “La última copa” (Juan Andrés Caruso–Francisco Canaro), parte de un cancionero que el vocalista mostrará de modo intimista el próximo viernes desde las 19.30 en la Academia Nacional del Tango (Av. de Mayo 833, Capital).