31/05/2017 Pablo De Santis

"Me interesa trabajar con las fantasas que a veces los libros de historia no registran"

En "La hija del criptógrafo", Pablo de Santis construye una trama atravesada por la pasión de un grupo de jóvenes seducidos por un lenguaje secreto que se conjuga con la intriga, el amor y las traiciones, anclados en la Argentina de los años 70, previo al inicio de la dictadura militar.

En "La hija del criptógrafo", Pablo de Santis construye una trama atravesada por la pasión de un grupo de jóvenes seducidos por un lenguaje secreto que se conjuga con la intriga, el amor y las traiciones, anclados en la Argentina de los años 70, previo al inicio de la dictadura militar.


La obra, editada por Planeta, tiene como protagonista a Miguel Dorey, un joven que renuncia al destino de abogado con el que soñaba su padre y comienza a cursar en la Facultad de Filosofía y Letras atraído por la cátedra de Criptografía y escrituras perdidas, una disciplina destinada a develar mensajes secretos.

En el ámbito de la facultad, Dorey junto a el titular de la cátedra, Colina Ross, y a otros jóvenes, formarán el Círculo de Criptógrafos que en los 70 será infiltrado por militantes de izquierda, y luego serán secuestrados por militares para que develen las comunicaciones de grupos militantes y de la guerrilla.

"Los vínculos entre el desciframiento y la literatura siempre están presentes, porque aunque no sea una novela policial siempre en las novelas hay enigmas", dice De Santis, autor de "La traducción", "Filosofía y Letras", "Crímenes y jardines", que además escribió más de diez novelas para jóvenes.

"Es una novela que tuvo distintas formas: empezó como una novela corta o cuento largo, después tomó forma de novela policial más explícita y luego adoptó esta forma final donde no hay un enigma central sino que se va contando a través de la vida de los personajes durante los años", explica De Santis en diálogo con Télam.

- Télam: ¿Qué te llevó a relacionar la literatura y la política en la decada del 70?
- Pablo De Santis:
Esa idea está en el núcleo de la primera versión de la novela, pero después no la desarrollé, me costaba porque tengo mundos imaginarios que se apartan totalmente de la realidad. Pero la idea persistió y me resultaba atractivo escribir algo distinto de lo que ya había escrito, porque uno busca a través de lo que escribe poner cierta distancia de lo que hizo antes.

- T: Si bien en otras de tus novelas los mensajes secretos o el lenguaje forman parte de la trama ¿qué te llevó a escribir en este caso sobre la criptografía?
- P.D.S.:
Siempre me gustó el tema, me encanta resolver crucigramas. Por otra parte, hay un gran vínculo entre los juegos y la criptografía seria. En la película "El código enigma", basada en una historia real, se cuenta la vida de Alan Turing, quien inventó una máquina para descifrar el código de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. En ese momento se convocó a un grupo de personas para que realicen tareas de desciframiento de mensajes y se los eligió a través de un concurso de crucigramas. La mayoría de los ganadores fueron mujeres, que fueron contratadas como descifradoras.

- T: El enigma que se da en el plano de la palabra se traslada a la vida de los personajes, cuyas vidas están cargadas de secretos.
- P.D.S.:
En algún momento el título de la novela iba a ser "Los secretos", porque no hay un enigma como ocurre en la novela policial alrededor de una muerte, sino que hay una serie de secretos que van atravesando la novela y las opiniones de los personajes. Es una novela acerca de la idea que tenemos, sobre todo a partir del psicoanálisis, de que la verdad siempre es liberadora, aunque en realidad a veces no lo sea tanto.

- T: A partir del mensaje encriptado y de los secretos, ¿trabajaste con la idea de la literatura como mensaje a descifrar para los lectores?
- P.D.S.:
Los vínculos entre el desciframiento y la literatura siempre están presentes, porque aunque no sea una novela policial siempre en las novelas hay enigmas. Edgar Allan Poe era un experto en criptografía, de esta manera hay una relación entre el desarrollo del cuento moderno y la criptografía. También creo que la criptografía tiene un costado psicológico por el hecho de que siempre queremos saber qué es lo que piensan los demás.

- T: Hay varias afirmaciones en la novela, como la que dice que "las palabras secretas atraen a las personas desequilibradas". ¿Buscabas relacionar a la locura con la criptografía o con la figura de Colina Ross?
- P.D.S.:
Cuando alguien se dedica con mucha intensidad a algo siempre hay un momento de obsesión y es muy difícil definir cuándo esa obsesión es buena y cuándo es mala. Tenemos la imagen clásica de las películas de terror en los que se ve a los científicos que se pasan todo el día en el laboratorio y hasta dejan de comer, como el caso del Doctor Frankenstein que llega a la locura por la obsesión. La locura también está vinculada a la imagen de quien es muy hábil para determinados saberes teóricos o las cosas difíciles, pero es inhábil para la vida práctica. Pasa con el detective Sherlock Holmes, que tiene una inteligencia brillante y logra esclarecer crímenes pero no logra resolver su vida cotidiana.

- T: ¿Por qué te interesó ubicar parte de la historia en los años previos a la dictadura?
- P.D.S.:
Porque aparece la idea del copamiento del Círculo de Criptógrafos por parte de un grupo de izquierda, que remite a Montoneros. Me interesa trabajar con las fantasías que a veces los libros de historia no registran. Por ejemplo la fantasía que había con respecto a los avisos de agradecimiento a los santos por los favores recibidos, que aparecía en los diarios en el 70. Se decía que eran mensajes de la guerrilla, y me gustaba esa idea.

Para leer el cable de la nota acceder a: http://cablera.telam.com.ar/cable/514892/pablo-de-santis-me-interesa-trabajar-con-las-fantasias-que-a-veces-los-libros-de-historia-no-registran