30/05/2017 AMIA

Declaran testigos en la denuncia de Nisman contra Cristina Kirchner por presunto encubrimiento

Un total de 34 testigos -entre ex diplomáticos argentinos en países como Siria, Irán y Suiza y ex funcionarios de Cancillería- comenzarán a declarar desde este jueves bajo juramento de verdad en la investigación contra la ex presidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, a raíz de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman.

Según el cronograma previsto por el fiscal federal Gerardo Pollicita, quien tiene delegada la investigación, la ronda de testimoniales en la investigación comenzará este jueves a las 9.30 con el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, Eduardo Valdés, informaron a Télam fuentes de la causa.

La primera ronda de declaraciones testimoniales ordenada desde que Nisman presentó su denuncia en enero de 2015, cuatro días antes de aparecer muerto de un balazo en la cabeza en el baño de su departamento de Puerto Madero, seguirá hasta agosto, mes para el que está citado el último testigo: el ex presidente de la AMIA Guilermo Borger.

Según el cronograma al que accedió Télam, habrá una primera tanda de 21 testigos del ámbito diplomático y luego comenzarán 13 declaraciones más de ex funcionarios políticos, periodistas y representantes comunitarios como el ex titular de la AMIA.

El primer testigo de la denuncia de Nisman contra la ex presidenta, su ex canciller Héctor Timerman y los demás involucrados será el jueves Valdés, ex funcionario de Cancillería, ex embajador ante la Santa Sede y actual diputado del Parlasur por el Frente para la Victoria.

En tanto, para este viernes está citado el ex ministro de Asuntos Extranjeros de Cancillería, Guilermo González y, para el lunes 5 de junio, Roberto Ahuad, ex embajador extraordinario y plenipotenciario en Siria del 13 de marzo de 2010 al 31 de agosto de 2013.

Las citaciones seguirán el martes 6 de junio con el ex ministro de segunda clase en Siria, Carlos Alberto Pezzoni, y el miércoles 7 será el turno de Luis Susmann, ministro plenipotenciario de segunda clase en Suiza desde febrero de 2012 a la actualidad.

Pollicita convocó además a ex diplomáticos argentinos ante Naciones Unidas y en julio será el turno de los ex ministros de Relaciones Exteriores de la Nación Rafael Bielsa y Jorge Taiana, entre otros.

Para agosto fueron citados el ex jefe de Gabinete en el gobierno del fallecido Néstor Kirchner, Alberto Fernández y la ronda cerrará con Borger, ex titular de AMIA.

A casi dos años y medio de presentada la denuncia y luego de haber sido archivada en dos ocasiones y reabierta por orden de la Cámara Federal de Casacion, esta será la primera ronda de testimoniales que esucharán los investigadores.

La causa quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo, tras ser apartado su par Daniel Rafecas, y el magistrado delegó la pesquisa en Pollicita, por lo cual los testigos declararán en su fiscalía del cuarto piso de Comodoro Py 2002, citados a las 9.30.

El fallecido ex titular de la Unidad Fiscal de Investigación del atentado a la AMIA denunció a la ex presidenta, al ex canciller Héctor Timerman, al diputado nacional y referente de La Cámpora Andrés "Cuervo" Larroque, a Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, al ex juez en lo criminal Héctor Yrimia, al referente piquetero Luis D Elía, al ex dirigente de Quebracho, Fernando Esteche y al supuesto espía Ramón Bogado por presunto encubrimiento del ataque del 18 de julio de 1994 que causó 85 muertos en Pasteur 633.

Al reabrirse la denuncia presentada por NIsman el 14 de enero de 2015, Pollicita amplió la imputación en febrero último e incluyó entre los investigados al ex ministro de Planificación en el kirchnerismo, Julio De Vido, a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona y al ex secretario Legal y Técnico Carlos Zanini y al ex jefe de la ex Side Oscar Parrilli.

Nisman denunció que se buscó encubrir a los iraníes sospechados del atentado a través de la firma del fallido Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán por el ataque terrorista, que, para el fiscal, tuvo como fin levantar las circulares rojas de captura internacional que pesan sobre cinco altos funcionarios, diplomáticos y militares de Irán.