24/05/2017 reparacin

Tandanor, el astillero estatal que reconstruy el rompehielos antrtico "Almirante Irzar"

Cuando el buque rompehielos y multipropósito "Almirante Irízar" navegue hacia sus destinos habituales, dejará atrás a los Talleres Navales Dársena Norte (Tandanor), uno de los mayores centros de reparación naval del mundo que es una sociedad anónima con mayoría estatal y participación obrera.

"Lo hicimos acá y lo tenemos", reivindicó respecto del buque el gerente de Proyecto, Raúl Ramis, durante una visita guiada en la que Télam recorrió los espacios habitables para 313 navegantes -111 tripulantes y 202 científicos- y conoció el quirófano que dispone de tres camas de terapia intensiva, otras dos sala de internación con cinco plazas y un consultorio odontológico.

Para el buque "Almirante Irízar", que pertenece a la Armada, los trabajadores de Tandanor fabricaron 30.000 metros de tuberías, armaron el puente de navegación y desguazaron 870 Toneladas de acero quemado, que reemplazaron por un interior totalmente construido por la empresa de mayoría estatal.

Del buque que fue consumido por un incendio en 2007 sólo "quedó el casco y el sector de habitabilidad, que se hizo a cero, con toda la carpintería metálica", detalló Ramis acerca de las instalaciones realizadas totalmente con material ignífugo y que no produce humo.

El buque tiene tres cámaras frigoríficas de carga y 9 de Víveres; también gran espacio en tres bodegas para carga seca y gasoil antártico, que abastece las bases argentinas en la Antártida.

También tiene flamantes motogeneradores de 4.500 kilowatt cada uno y cuatro pequeños barcos de salvamento -dos de 80 puestos y otros dos de 85-, con autonomía de alimento y agua para dos días, además de balsas.

El astillero fue fundado en 1879 como Talleres Navales de la Marina, durante la presidencia de Nicolás Avellaneda.

En 1922 pasó a llamarse Arsenal Naval Buenos Aires y en 1971 adquirió su nombre actual cuando fue constituido como sociedad anónima con mayoría de capital estatal, hasta que, en 1991, fue privatizado por el gobierno de Carlos Menem y en 1999 declaró una quiebra, que se presume fraudulenta, y actualmente está siendo juzgada.

Entonces, sobrevino un período en que los trabajadores se organizaron en cooperativa y afrontaron la gestión del astillero, que siguió reparando barcos de clientes diversos.

Por decreto, en marzo de 2007 el gobierno de Néstor Kirchner reestatizó Tandanor, declarando nula la privatización.

En mayo de 2010, Tandanor y el Astillero Almirante Storni (ex Domecq) pasaron a constituir el Complejo Industrial Naval Argentino, y el Estado reconoce a los trabajadores una participación accionaria del 10 por ciento como programa de propiedad participada.