22/05/2017 perodo de sesiones extraordinarias

Segn Avruj, al ser anfitrin de la sesin de la CIDH, Argentina afianza sus relaciones internacionales

El secretario de Derechos Humanos elogió que Argentina se haya convertido, por primera vez, en anfitriona del período de sesiones extraordinarias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ya que marca "la importancia de que el país vuelva a ocupar los lugares que debería haber ocupado siempre en las relaciones con el mundo".

El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, elogió que Argentina se haya convertido, por primera vez, en anfitriona del período de sesiones extraordinarias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ya que marca "la importancia de que el país vuelva a ocupar los lugares que debería haber ocupado siempre en las relaciones con el mundo y con las organizaciones internacionales".

En diálogo con Télam Radio, Avruj indicó que "es muy importante" que el período 162 de sesiones extraordinarias de la CIDH se haya realizado en Argentina, y destacó que "hay que dejar en claro que los temas a tratar no son temas del país".

 

"Está en la reglamentación de la CIDH que no se analizan los temas locales -de los países anfitriones- sino temas de otros países", aclaró el funcionario, y agregó que por eso "no hay ningún tema en la agenda" previsto relacionado con Argentina.

Este lunes, la CIDH abrió por primera vez su 162 período de sesiones extraordinarias en Buenos Aires, Argentina; evento que estuvo a cargo del presidente, comisionado Francisco Eguiguren, del vicecanciller Pedro Villagra Delgado, y del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

Desde 2014, la CIDH realiza sus sesiones extraordinarias fuera de su sede de Washington, modalidad que comenzó a utilizar en los últimos cuatro años, debido a la crisis financiera que afecta al organismo por la falta de aportes de sus estados miembro.

El Estado argentino invitó a la CIDH a realizar este período de sesiones en Buenos Aires, donde se desarrollará un amplio temario centrado en el resto de los países del Cono Sur, que no incluirá ninguna problemática relacionada con Argentina, para que no exista conflicto de intereses.

Según la práctica de la CIDH, cuando el organismo realiza un período extraordinario de sesiones fuera de su sede se abstiene de tratar y de hacer declaraciones sobre temas locales.