19/05/2017 lesa humanidad

Liberan a un represor que haba pedido el 2 por 1 en San Juan

Se trata del ex suboficial del Ejército Leandro Lazo, el primer represor al que la justicia le negó la aplicación del beneficio habilitado por la Corte para condenados por delitos de lesa humanidad. Quedó libre al cumplir dos tercios de su condena.

El ex suboficial del Ejército Leandro Lazo, de 78 años, el primer represor al que la justicia le negó la aplicación del beneficio del 2 por 1 habilitado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación para condenados por delitos de lesa humanidad, hace 11 días, fue puesto en libertad este viernes al cumplir dos tercios de su condena.

Lazo, quien cumplía una condena a 10 años de prisión por secuestro y torturas en perjuicio de la ahora jueza Margarita Camus, fue excarcelado por el Tribunal Oral Federal (TOF) de San Juan, según informó su abogado defensor.

A Alejandro Lazo, el TOF le aplicó el artículo 317, inciso 5, del Código Procesal Penal, porque “ya cumplió 80 meses detenido sobre una condena de 120 meses”, dijo el abogado Marcelo Fernández Valdez, que ejerció su defensa.

Lazo fue condenado a 10 años de prisión el 4 de julio de 2013, junto a otros 5 militares y un policía federal en el segundo juicio por delitos de Lesa Humanidad realizado por la justicia federal de San Juan.

Pero esa condena aún no está firme, porque si bien fue confirmada en la Cámara Nacional de Casación Penal, luego fue apelada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Los jueces del TOF, computaron el tiempo que pasó detenido desde el año 2011, más otros 11 meses previos en los que estuvo preso y fue liberado por el juez Otilio Romano de Mendoza antes de ser recapturado por apelación del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Lazo pasó la mayor parte de su detención con prisión domiciliaria por su estado de salud por “tormentos agravados y privación ilegítima de la libertad” en perjuicio de la actual jueza Margarita Camus, nieta del ex gobernador Eloy Camus, quien también cayó preso ilegalmente con el golpe de marzo de 1976.

Su nombre salió al ruedo político nacional el 9 de mayo pasado, porque fue el primer caso al que un tribunal federal le negaba ese beneficio del 2 por 1 por considerar al fallo de la Corte como inconstitucional.


Pero ahora, 11 días después, el represor logró que le dieran la libertad plena. “Fue legalmente excarcelado” dijo su defensor, quien agregó que “han condenado a un inocente y ahora el verdadero culpable sigue suelto en la calle y todos saben quién es”.

Lazo fue sindicado durante el juicio de 2013, como “el turro” porque con ese apelativo se refería a sus víctimas, y como “el hombre de la máquina” en referencia a que sería quien llevaba la “picana” a las sesiones de tortura en el Penal de Chimbas de San Juan.

El represor que no quiso hacer declaraciones, fue notificado en las primeras horas de esta tarde de la resolución que lo puso en libertad y se retiró en silencio junto a su esposa y familiares de la sede del TOF sanjuanino.