18/05/2017 sesiones extraordinarias

La CIDH está en Buenos Aires para sesionar por primera vez en Argentina

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que la semana que viene sesionará por primera vez en Argentina con un temario centrado en el resto de los países del cono sur, se reunió con funcionarios nacionales del área de Derechos Humanos y con organizaciones de la sociedad civil (OSC), en tanto que mañana participará de un encuentro con legisladores.

El presidente de CIDH y también relator para Argentina, Francisco Eguiguren, el secretario ejecutivo Paulo Abrão, y la abogada de la Secretaría Ejecutiva, María Claudia Pulido, que llegaron ayer a Buenos Aires, fueron recibidos hoy por el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, quien, junto a su equipo, les dio la bienvenida oficial al país, donde el organismo sesionará por primera vez y en forma extraordinaria del 22 al 26 de mayo.

La CIDH, con sede en Washington, realizará en Buenos Aires su período de sesiones extraordinarias por invitación del Estado argentino.

Por ese motivo, Argentina no formará parte del temario que analizará el organismo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) en Buenos Aires, para que no exista conflicto de intereses.

Según la práctica de la CIDH, cuando el organismo realiza un período extraordinario de sesiones fuera de su sede se abstiene de realizar audiencias y hacer declaraciones sobre temas locales.

Por ese motivo, el CIDH dedicó la jornada de hoy y de mañana para mantener reuniones con funcionarios y OSC en Argentina, pero sin que los temas que se planteen formen parte de las sesiones de la semana próxima, ni de informes a la prensa.

Las sesiones del 22 al 26 de mayo estarán relacionadas con diversos temas que preocupan en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y Perú, como "derechos humanos, encarcelamiento y políticas de drogas en Brasil; independencia judicial en Uruguay; protesta y derechos humanos en Paraguay; e institucionalidad de pueblos indígenas y afrodescendientes en Perú", entre otros que figuran en la agenda de sesiones de la semana próxima.

Además de la bienvenida que les dio la Secretaría de Derechos Humanos, los funcionarios del CIDH se reunieron por la mañana con integrantes del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), y a media mañana con varias organizaciones de la sociedad civil, como Amnistía Internacional y Unicef, que participaron de un encuentro en el centro de información de las Naciones Unidas, ubicado en el barrio de Recoleta.

Los funcionarios del CIDH también se reunieron con integrantes del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (Cecim) de La Plata, entre ellos su presidente, Mario Volpe, quien denunció la "dilación" de la Justicia argentina en las causas referidas a violaciones a los derechos humanos cometidos por miembros de las Fuerzas Armadas contra soldados durante la guerra de 1982, a 10 años del inicio de la causa por torturas en Malvinas.

En 2015, el Cecim recurrió a la CIDH ante la negativa de la Corte Suprema
de Justicia de la Nación de investigar torturas en Malvinas, luego de que el máximo tribunal ratificara el fallo que declaró prescripta la causa por los vejámenes y abusos sufridos por los soldados durante la guerra de 1982.

Además, el CIDH estará mañana en el Congreso de la Nación, en un encuentro informativo previsto para las 14.15 en la sala 3 del Anexo A, convocada por la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso, la diputada Victoria Donda, luego de un encuentro que las autoridades del CIDH mantendrán con medios de prensa en la oficina de Naciones Unidas, en Recoleta, a cargo del secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, que explicará el método para la toma de decisiones de este organismo.

Este año, la CIDH tendrá tres sesiones extraordinarias que se realizarán en Argentina; en Perú, en julio y en México, en septiembre, y una ordinaria que tendrá lugar en Uruguay.

En Uruguay, al tratarse de una sesión ordinaria, no rige el principio de que no se abordarán temas relacionados con el país anfitrión, sino que estarán incluidos todos los temas.

En los últimos años, la demora de los aportes de sus países miembros llevó al organismo a un desfinanciamiento que le impedía la realización de las sesiones en su sede de Washington y, por ese motivo, se convocó a aquéllos a invitarlos a sesionar en sus territorios.

Así, será la primera vez que el CIDH sesione en Argentina, con la participación de sus siete comisionados y parte del equipo que funciona dentro de lo que es la Secretaría Ejecutiva, que es la encargada de presentarles a los comisionados los borradores de sus informes, para que sean analizados.

La CIDH -integrada por 35 miembros, 34 de ellos activos más Cuba, que fue aceptado nuevamente pero no participa- dará su conferencia final el sábado 27 a las 11.30 en la ex Esma, que será abierta a la prensa, en tanto que las sesiones previas se realizarán en el Hotel Sheraton.

La apertura del encuentro tendrá lugar el lunes 22 a las 10.30, en el Hotel Sheraton, y estará a cargo del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.