18/05/2017 Alemania

Un estudio revela las causas del auge de la ultraderecha

El auge de la ultraderecha en los estados federados que formaron parte de la Alemania socialista no responde solo al clivaje este-oeste sino también a la escisión entre centro y periferia, según un estudio difundido este jueves por el semanario Der Spiegel.

El auge de la ultraderecha en los estados federados que formaron parte de la Alemania socialista no responde solo al clivaje este-oeste sino también a la escisión entre centro y periferia, según un estudio difundido este jueves por el semanario Der Spiegel, centrado en tres ciudades del este en las que los delitos por xenofobia aumentaron considerablemente desde 2015.

Los autores del estudio, enfocado en las ciudades orientales de Freital, Heidenau y en el distrito de Herrenberg, en Erfurt, aclararon que no se deben extrapolar los resultados a toda la región del este y subrayaron que los delitos de la ultraderecha también son un problema en otras partes del país.

El informe sostiene que el auge de la ultraderecha se debe a diversos factores, entre ellos la despolitización, la influencia del pasado, el sentimiento de humillación, la existencia de una homogeneidad étnica, la búsqueda de un orden establecido y una falta de formación política.

Según este estudio, elaborado por el Instituto de Estudios de la Democracia de Gotinga, muchas personas en el este de Alemania se ven como víctimas y justifican sus sentimientos con argumentos de ultraderecha.

La incorporación de Alemania del Este al estado federal implicó inicialmente una fuerte desindustrialización por la aplicación del programa Treuhand y una migración de jóvenes al Oeste.



Los que quedaron, por vivir en zonas rurales, se sienten denigrados por los habitantes de las zonas urbanas, como alemanes del este critican la arrogancia de los del oeste, y como alemanes se sienten en desventaja frente a los inmigrantes.

Además, en las áreas rurales en el este de Alemania apenas viven extranjeros, y esta homogeneidad étnica contribuye a que muchas personas sólo vean alemanes entre la población desfavorecida.

La República Democrática Alemana (RDA), un estado socialista soviético que existió durante la Guerra Fría, era una sociedad cerrada, subrayaron los autores del estudio y explicaron que esto sigue teniendo un gran impacto en la actualidad en cuestiones como defender la "amistad de los pueblos" al tiempo que se ve a los inmigrantes como "huéspedes".



El este de Alemania se caracteriza, asimismo, por su despolitización como reacción al férreo control del Estado en tiempos de la RDA, lo que se traduce en un distanciamiento por parte de la población de organizaciones sociales y políticas y en el individualismo frente a la obligada colectivización de antaño.

Por otra parte, la falta de formación política explica, según el estudio, la escasa oposición al auge de la ideología ultraderechista, informó la agencia de noticias EFE.

La población en el este de Alemania ansía, además, un orden establecido que se expresa en un "deseo de una identidad colectiva cuanto más positiva y moralmente pura posible".



La comisionada del gobierno para los llamados nuevos estados federados, Iris Gleicke, que encargó la realización de este estudio, destacó, no obstante, que la ultraderecha y la xenofobia no son un problema que se limita exclusivamente al este de Alemania, sino que revela un problema en la relación "centro-periferia".

"La xenofobia y la ultraderecha son una amenaza seria para la paz social y el desarrollo económico en el este de Alemania", agregó, y subrayó la necesidad de "apoyar de manera específica a regiones estructuralmente débiles".