11/05/2017 show

El guitarrista de "The Boys" llega a la Argentina con su material solista

Honest John Plain, el guitarrista de la histórica banda británica The Boys, regresó a la Argentina para presentarse en Tandil, el viernes próximo en Mar del Plata y al día siguiente en Buenos Aires, con dos recitales en los que abordará canciones de sus discos en solitario y de varios proyectos en los que participa.

Hoy desde las a las 22, en la sala tandilense Glow Bar & Disco (España 745), el viernes actuará desde las 20 en la sala Abbey Road (avenida Juan B. Justo 620), en el marco del festival Mar del Plata Grita Punk junto a ocho bandas más y al día siguiente será el turno de la sala porteña Salón Pueyrredón (Santa Fe 4560), a las 22.

El guitarrista inglés, de 65 años, integró The Boys en 1976, el mismo año en que The Clash acompañó a Sex Pistols en su gira Anarchy Tour porque, para ese entonces, ya era conocido el sencillo "Anarchy in the UK" que popularizó a uno de los pioneros de la primera ola del punk; dos años antes, los neoyorkinos The Ramones abrían su juego en Norteamérica.

Sin embargo y aunque no todas las bandas lograron ser populares, sin dudas impulsaron el florecimiento de este nuevo movimiento que surgía paralelamente en Londres y en Nueva York con tintes contraculturales e independientes.

Entre esos grupos tuvo su lugar The Boys, banda de Plain, Matt Dangerfield, Duncan Reid, Casino Steel y Jack Black, quien falleció en 1982, mismo año de la separación de la banda. En esos breves seis años, publicaron cuatro álbumes con base punk y un progresivo diálogo con el brit pop y pop punk.

"The Boys nunca fue una banda política, prefería concentrarse en los problemas de adolescentes como las chicas, el acné y no tener dinero. El acné ya no es un problema para nosotros pero todavía me gustan las chicas y sigo sin dinero", expresó con humor Honest John Plain, en entrevista con Télam.
 
Never Listen To Rumours


Un año más tarde y mientras crecía The Boys, en 1977 Plain lanzó junto a The Lurkers -una banda con aires ramoneros y un sonido más crudo- el sencillo "New Guitar in Town/Little Old Wine Drinker Me", al que luego le seguirían dos álbumes.

En los 90 Plain sumó su nevo proyecto The Crybabys, vinculado a un sonido más rockabilly, y en 1999 regresó a los escenarios con sus compañeros de The Boys, junto a quienes publicó "Punk Rock Menopause", en 2014, 35 años después de "Boys Only", su cuarto y último álbum antes de la extensa pausa.

"El mensaje de The Boys siempre fue divertirse y disfrutar de la vida aunque no tengas dinero. Y ahora sigue siendo el mismo. Estoy más viejo pero no más sabio", resaltó y marcó un punto en encuentro con Marky Ramone que, en una entrevista concedida a Télam, manifestó que sólo buscaban divertir al mundo.

Paralelamente, el músico y cantante grabó "Honest John Plain & Friends", con la participación de músicos como Campino, Mark Duncan y Darrel Bath, en 1996, y en 2003, cuando vino al país a producir "Llegando al límite", de Katarro Vandálico, aprovechó para lanzar "Honest John Plain & Amigos", junto a Pappo, Stuka y Flavio Casanova entre más.

Télam: ¿En qué momento artístico se encuentra?
Honest John Plain: Creo que el momento definitorio en mi carrera y que me ubica donde estoy, fue hace algunos años cuando escribí "First Time" ("Primera vez") en The Boys. Hasta ese punto, la banda estaba dominada por las composiciones del dueto Steel-Dangerfield. Después de que aparecí con esa canción, todo cambió y fui tomado en serio como compositor en The Boys, junto a Matt y Cas.

T: Vino varias veces al país, dos con The Boys y otro tanto por su cuenta y en una de esas visitas al país produjo para Katarro Vantálico y conoció a Pappo, ¿cómo fueron las experiencias?
HJP: Me encontré con Pappo cuando estaba grabando mi segundo álbum solista en Argentina, 14 o 15 años atrás. Fue un honor y un privilegio trabajar con él. Estuve muy triste cuando me enteré de su fallecimiento, fue una gran pérdida para la industria de la música sudamericana. Tengo afectuosos recuerdos del trabajo con Katarro Vandalito en su álbum "Llegando al Límite", 15 años atrás, incluso canto una de sus canciones en su disco. Unos años después ellos fueron soporte de The Boys cuando estuvimos en Buenos Aires por última vez.

T: ¿Cómo fue para The Boys encontrar su camino entre todas las bandas de punk que surgieron en Inglaterra y que recuerdos tiene de ese comienzo?
HJP: Siempre nos llevamos bien con las otras bandas de punk. Ellos disfrutaban ir de gira con nosotros y divertirse en el camino. Ambos, Joey Ramone y Paul Weller decían que The Boys era su banda de punk preferida (risas). Recuerdo aquellos años con gran cariño pero la vida sigue y tenemos muchas aventuras por vivir. The Boys volverá a Argentina en noviembre, más grandes y mejores que nunca. Todos somos mucho mayores ahora y no creo que ninguno de nosotros piense que el punk ahora es tan grande como lo era en la década del 70, y eso que soy todavía un rebelde de corazón. El punk siempre estuvo asociada a la clase obrera pero creo que ahora trasciende a todas las clases sociales y también los países.

T: ¿Por qué decidieron juntarse nuevamente después de tantos años?
HJP: En 1999, la discográfica Vinyl Japan estaba grabando un álbum de nuestras sesiones en BBC y nos preguntaron si podíamos dar algunos recitales en Japón para promover el álbum. Para nosotros fue difícil rechazarlo. Nos divertimos tanto que acordamos tocar un par de fechas más y así se dieron las cosas.

T: ¿Cuál es el sonido que los caracteriza en esta nueva etapa de la banda?
HJP: El sonido de The Boys es reconocible instantáneamente: melodías duras, ganchos asesinos, armonías en capas y guitarras mordaces. Fue satisfactorio para nosotros que nuestro primer álbum, después de 35 años, haya recibido tantos elogios por parte de la crítica. "Punk Rock Menopause", es mi álbum preferido. Pasaron 17 años desde que tocamos juntos por última vez y se siente genial volver a tocar.

T: ¿Tiene nuevos proyectos en vista?
HJP: Estoy trabajando en un nuevo álbum en solitario y también estoy tratando de persuadir a Matt de grabar otro álbum con The Boys, pero como nos tomó 35 años para grabar "Punk Rock Menopause" supongo que deberíamos reservar un estudio de grabación para el 2049.
etiquetas