11/05/2017 Gira

Infraestructura, agroindustria y minería, las propuestas argentinas que llegan a China

En su primera visita oficial, el presidente Mauricio Macri llegará a China para ser parte el próximo domingo del I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional con dos propuestas clave, una de infraestructura con una hidrovía que vinculará Argentina, Paraguay, Bolivia, Brasil y Uruguay y otra de triangulación comercial para venderle alimentos a África.

Por Leticia Pogoriles

El embajador argentino en China, Diego Guelar, quien recibirá el próximo 14 al presidente y a su comitiva en Beijing, luego de su gira por Emiratos Árabes que se extenderá hasta Japón, adelantó -en diálogo con Télam- las propuestas de cooperación y comerciales que se plantearán durante la visita del presidente Mauricio Macri a China.

En la capital china, el presidente argentino participará entre el 14 y el 15 del “I Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional”, que reunirá a 28 mandatarios de distintos países del mundo y que es la primera cumbre mundial sobre la nueva ruta de comercio y conectividad que enlaza Asia, Europa y Medio Oriente y que está cambiando el mapa económico mundial.

Durante el inicio del foro, Macri estará al lado del presidente chino Xi Jinping, artífice de este ambicioso proyecto que tendrá seis corredores, en el que Argentina se convertirá en un socio clave en “Infraestructura, agroindustria y minería”, según sostuvo Guelar en Beijing.

El miércoles 17, Macri será recibido por su par chino en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, en inmediaciones de la histórica plaza de Tiananmen, para firmar acuerdos por unos 30 mil millones de dólares en las áreas de agroindustria, energía, transporte y minería.

Pero antes, estará en el Foro, conocido también como OBOR, por sus siglas en inglés “One Belt, one road”, un proyecto lanzado por Xi en 2013 que, para Guelar, es “la expansión del China como un poder que va más allá de la región” y donde la Argentina hará pie con dos propuestas.

“Una es una obra pendiente pero que ya hay inversiones chinas que es la hidrovía, un hecho de vinculación regional entre Argentina, Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay y Argentina. Hay un interés chino y es una gran obra de infraestructura, que va a tener crédito del nuevo banco de inversión asiático al que Argentina se está incorporando en este viaje”, contó el embajador a Télam.

La otra propuesta, dijo el diplomático desde su embajada en el barrio pekinés de San Li Tun, es una “triangulación con los chinos en sus programas de cooperación con África en dos áreas: aprovisionamiento de alimentos y asistencia tecnológica. Ellos tienen los recursos, nosotros, la comida y Argentina es un país de gran tecnología agropecuaria”.

La agenda china de Macri es intensa. Mientras las primeras damas recorrerán la milenaria historia escondida en la ciudad prohibida, ubicada en el centro de Beijing, el día martes 16 se realizará un foro en el Hotel Summit Wing con 600 empresarios chinos y un centenar de argentinos.

Ese mismo día por la tarde, Macri dará una conferencia a puertas cerradas en la Academia de Ciencias Sociales China y, más tarde, a las 19, celebrará el aniversario de la Revolución de Mayo –el 25 de mayo- con y el 45° Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas con China.

“Nosotros estamos estratégicamente en la agenda china como proveedores. No estamos ni en la norteamericana, ni en la europea, pero sí en la china por los ejes de infraestructura, agroindustria y minería”, remarcó Guelar.

“Argentina más Brasil, Paraguay, Uruguay y Chile somos el 25% de todo el sumistro de China; segundo está Estados Unidos con el 20%. Esto es un abastecimiento para un país de 1.400 millones de personas”, detalló.

En cuanto a infraestructura, el diplomático dijo: “Argentina y toda nuestra región tiene una necesidad de ferrocarriles, puertos y los chinos tienen grandes empresas y crédito, somos un destino de inversiones en infraestructuras muy grande”.

Y, por último, subrayó que ahora, en este viaje, “estamos lanzando el acuerdo con Shandong Gold Group en Veladero, San Juan. El 75% de la minería que está identificada no está explotada, es un eje de millones de dólares”.

En esta gira también se va a oficializar el acuerdo por 30 mil millones de plan integrado de obra pública a cinco años que “marcan los objetivos elegidos por ambos países como toda la rehabilitación ferroviaria, el sistema de incorporación de energía eólica, grandes obras hidroeléctricas y nucleares”, enumeró.

Entre ellos, está la renovación y puesta en valor del ramal San Martín que va de Mendoza a Buenos Aires, una planta fotovoltaica en Jujuy y la cuarta adenda que suma mil millones al programa de 2.500 millones del tren Belgrano Cargas.

Además de estos sectores, el gobierno argentino y el chino comenzaron un “entramado descentralizado” con el fútbol como nave insignia que incluye a clubes, escuelas, provincias y a la AFA.

De hecho, como símbolo de esta avanzada, el próximo lunes, el sub-16 de Argentino Junior jugará un partido en Beijing y, muy cerca de allí, habrá un “papi fútbol y el presidente seguramente va a saludar a los chicos”, adelantó Guelar.

Lo que sí está confirmado es la firma del acuerdo –el día martes 16- con la directora de una escuela pekinesa del oeste del capital que pasará a llamarse “Escuela de la amistad argnetino-china”.

“Es un establecimiento de primaria y secundaria con más de 3.000 alumnos que va a especializarse en el idioma extranjero español y tendrá a dos entrenadores de fútbol argentinos propuestos por la secretaria de deportes”, dijo Guelar

También se oficializarán acuerdos de extensión de visas a diez años con entrada múltiple “que le da la bienvenida a un flujo de turismo chino importante”, dijo el embajador, y se firmará otro acuerdo vinculado a la instalación del organismo de control chino de seguridad alimentaria en Argentina para garantizar las condiciones y poder vender a este gran mercado.

También, adelantó, se cerrarán acuerdos para que entre a China “carne enfriada, miel, arándanos, uvas, arvejas. Estamos en un programa de trabajo y en el curso de los próximos meses se darán las tramitaciones”.

Para Guelar, el gran desafío argentino está vinculado a la industria agroalimentaria y es “agregar valor y vender productos de alta calidad. China no lo impide, el impedimento es que no tenemos empresarios que se lo planteen”.

“Somos el gran proveedor de alimentos, pero ¿por qué mandamos aceite a granel y no fraccionado? es un problema de la estructura productiva argentina que tenemos resolver. Hoy hay millones de chinos que viven en un hipermercado de hiperconsumo ávidos de mercados extranjeros”, replicó.

Para Guelar estos acuerdos son parte de “un sistema de señales” porque “el Estado no produce alimentos, pero genera las condiciones para que una nueva generación de empresarios entienda que es posible. Las puertas están abiertas. Mucho más el Estado no puede hacer, la posta ahora es de la sociedad civil, en este caso de los empresarios”, concluyó.