04/05/2017 folclore

El do Arias Castro presentar "Criollo", un disco con guios a la tradicin

Los músicos expresan, en lenguaje instrumental, versiones propias de un repertorio conformado por bailecitos, zambas carperas, zambas lentas, chacareras, gatos y otras danzas, además de una composición propia, "Zamba lejana".

El bandoneonista jujeño Santiago Arias y el guitarrista salteño Sebastián Castro editaron su álbum inaugural como dúo, "Criollo", que presentarán el sábado en Teatro El Marechal de la Capital Federal, y en el que expresan un modo audaz de asumir las formas más antiguas y espontáneas de la música folclórica a través de la construcción de un lenguaje tímbrico con guiños simultáneos al gusto popular y académico, si es que ello fuera una contradicción.

 
La conjunción del bandoneón y la guitarra, tan consolidada en la tradición del tango (Aníbal Troilo-Roberto Grela, Ciriaco Ortiz-Ubaldo De Lío, Osvaldo "Marinero" Montes-Aníbal Arias, Julio Pane-Juanjo Domínguez, entre muchas más), se reconoce en el ámbito del folclore en los encuentros informales pero es difícil de hallar en los registros de estudio.

"Quisimos trabajar la construcción de un lenguaje. Que no sea la guitarra acompañando y el bandoneón cantando, que es el formato habitual; si no, trabajar una interacción que rompa el lugar de comodidad. El bandoneón acompañando a la guitarra es algo bastante inexplorado. En el encuentro carpero, el bandoneón siempre es cantor.", explicó Sebastián Castro en una entrevista con Télam.

"Sería fácil meter un bombo y solucionar así todas las cuestiones rítmicas. Al no estar, somos nosotros los que tenemos que repensar las formas variables de cubrir ese aspecto musical", apuntó Arias.

Norteños de origen, Arias y Castro expresan, en lenguaje instrumental, versiones propias de un repertorio conformado por bailecitos, zambas carperas, zambas lentas, chacareras, gatos y otras danzas, además de una composición propia, "Zamba lejana" (Castro). "Cuando trabajamos un tema vamos a la versión más antigua, a la que esté despojada de todo aditamento, a la versión cruda; y desde allí la trabajamos desde nosotros mismos", explicaron.

"Criollo" incluye, por caso, "Juan del Monte" (Gustavo Leguizamón-Manuel José Castilla), "Solís Pizarro" (Adolfo Gustavo Solá-Guillermo Pelayo Peterson), "La tunera" (Hermanos Simón), "La huarmillita" (Jaime Dávalos-Eduardo Falú) o "Al jardín de la República" (Virgilio Ramón Carmona".

"Criollo", que está disponible en forma gratuita en Spotify, fue editado después de un trabajo de tres años. El material será presentado los sábados 6 y 27 de mayo desde las 21 en el Teatro El Marechal (Leopoldo Marechal 1219). El primer sábado están confirmadas las presencias como invitados de Nadia Larcher, Víctor Carrión, Franco Luciani, Juan Falú y Pablo Farhat.

Télam: ¿Por qué eligieron el lenguaje puramente instrumental? ¿Qué aspectos les permite poner en relieve?
Sebastián Castro:
Hay una sobreestimulación y una sobrepoblación de cantantes. Mucha gente, incluso algunos periodistas, nos dicen que falta algo, nos sugieren agregar un cantor, pero es que nosotros justamente queremos suplir la voz con el trabajo de otros instrumentos. Creemos que la música instrumental es un género más y nos obliga a ser más camaleónicos en el tratamiento musical.
Santiago Arias: Si te fijas en las versiones de los Hermanos Simón o del "El Payo" Solá, ellos hacían música instrumental, música para bailar. Con bandoneón, violín, bombo, guitarra y guitarrón y no era un problema que no fuera cantada. Por ahí te cantaban una pero no pasaba la cuestión por ahí.

T: ¿En qué medida quieren retratar el carácter bailable de las formas folcóricas y qué lugar hay para la innovación y el arreglo?
SA:
Tratamos que se mantenga la forma bailable. Al no haber un bombo, buscamos que el ritmo este evocado de alguna manera. La forma está respetada.
SC: Uno no puede escapar de decir las cosas desde el lugar propio. Así que las músicas que tocamos ya nos salen masticadas por nuestras escuchas, que son muchas. Pero si tomamos una versión, vamos a buscar bien atrás, vamos a buscarla desprovista de todo y desde ese lugar trabajamos. Queremos que se entienda que se trata de una zamba, de una chacarera. Que no sea un código tan encriptado. Pero a la vez, si alguien para la oreja, también se escucha algo diferente. Por suerte hay mucha gente con inquietud por la música de raíz, con la inquietud de decir algo nuevo. Claro que no es la gente que está de moda ni la que está en los medios, pero confío que en un mediano término esa semilla va a rendir frutos.

Para leer el cable de la nota acceder a: http://cablera.telam.com.ar/cable/502567/el-duo-arias-castro-presenta-criollo-un-disco-con-guinios-clasicos-y-modernos-a-la-tradicion-folclorica
etiquetas