29/04/2017 Opinin

"Vacunarse no es un privilegio: es un derecho y una responsabilidad que nos iguala"

Más de 60 millones de personas fueron vacunadas contra una serie de enfermedades peligrosas, en el marco de la XV Semana de Vacunación en las Américas, la iniciativa de inmunización más grande del continente que coordinada por la Organización Panamericana de la Salud. Sobre la importancia de vacunarse opinó para Télam la Dra. Carla Vizzotti, consultora para el Análisis de Estrategias Sanitarias de Fundación Huésped.

Carla Vizzotti

Por Carla Vizzotti

La Semana de Vacunación en las Américas es un evento que se realiza cada año desde hace 15 años. Durante esa semana se renuevan esfuerzos para fomentar el acceso a la vacunación en todo América y Argentina forma parte de esa iniciativa. La pregunta que nos hacemos es: ¿son 7 días suficientes para trabajar en este objetivo? 

Por ejemplo, en nuestro país, desde el año 2011 la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) es gratuita y se encuentra disponible para niñas nacidas a partir del año 2000. Sin embargo, 750 mil niñas dentro de este segmento aún no están protegidas contra el VPH, causante de todos los casos de cáncer de cuello de útero. Mientras esto sucede, cada día 14 mujeres adultas conocen su diagnóstico de cáncer de cuello de útero y otras 5 mueren por esta causa. 

El VPH afecta principalmente a mujeres más vulnerables, con escasos recursos y dificultades en el acceso al sistema de salud. La inequidad es evidente: las regiones más vulnerables desde el punto de vista social y económico tienen tasas de mortalidad por cáncer de cuello de útero que triplican las de las regiones económicamente más favorecidas.

En este marco, quizás podemos entender por qué estamos frente a un problema de salud pública. Un problema al que se debe dar respuesta con la promoción de derechos. La vacunación contra el VPH puede prevenir un 80% de los casos de cáncer cervicouterino. Desde enero de este año se sumó al Calendario Nacional de Vacunación a los niños nacidos a partir de 2006 para recibir el beneficio directo de la vacuna contra el VPH ya que el virus también puede provocar cáncer de ano, pene o garganta. Vacunarse no es privilegio, es un derecho y una responsabilidad que nos iguala y que debe fomentarse los 365 días del año. 

(*) Consultora para el Análisis de Estrategias Sanitarias de la Fundación Huésped.
etiquetas