27/04/2017 Bafici

Kris Niklison: "'Vergel' es una pelcula que apunta al lado derecho del cerebro del espectador"

La directora, que hace siete años sorprendió con "Diletante", su ópera prima, vuelve al cine después de un largo recorrido personal en el teatro físico. Será con "Vergel", una película que participa en la Competencia Argentina del Bafici, que entrega sus premios este sábado.

Claudio D. Minghetti

Por Claudio D. Minghetti

Kris Niklison, que hace siete años sorprendió con "Diletante", su ópera prima, un documental muy particular con eje en su madre, vuelve ahora después de un largo recorrido personal en el teatro físico, abordando técnicas acrobáticas y danza, al cine con "Vergel", una película que participa en la Competencia Argentina del Bafici, que entrega sus premios este sábado.

Coproducción entre Argentina y Brasil, "Vergel" toma un momento en la vida de su protagonista, una brasileña que llegó a Buenos Aires con su pareja para vacacionar, que aquí mismo sorpresivamente enviuda y para resolver los trámites que exige la repatriación del cuerpo, debe permanecer en el departamento que ocupa, hasta poder emprender la vuelta.

En ese lugar, con un inmenso balcón aterrazado y colmado de vegetales, vivirá una experiencia nunca pensada con una vecina, que la ayudará a sobrellevar ese momento de angustia, esa sorpresa que el destino le tenía preparada, para la que nunca nadie está listo, una extrañeza que ella dejará en ese lugar.

Niklison logra su meta de construir una historia a partir de sentimientos que nacen y crecen como el verde y las flores multicolores de esa terraza, experiencias que pueden cambiar la perspectiva de vacío, que hacen repensar muchas de las cosas de las que uno creía estar convencido, que ayudan a poder seguir viviendo, incluso en el recuerdo.

NIklison acredita una trayectoria apasionante, tanto como acróbata, actriz y teatrista, en más de veinte países, desde haber participado del Cirque du Soleil hasta trabajar a las órdenes de Peter Greenaway, parte de una currícula extensísima.

Además de haber escrito el guión y dirigir, Niklison también se hizo cargo de la cámara y la fotografía de "Vergel", que tiene dos actuaciones sobresalientes de la brasileña Camila Morgado (la Noemia Buarque Queiros de "Avenida Brasil"), y de la argentina, e internacional, Maricel Álvarez ("Biutiful", "Días de vinilo", "Las insoladas"), con música de Arrigó Barnabé.

También están las voces de Daniel Fanego y de Daniel Aráoz, el segundo en un personaje que tiene varias intervenciones.

-Télam: Pasó mucho tiempo de "Diletante" ¿Cómo nació el proyecto de Vergel?
-Kris Niklison: Todavía no había estrenado "Diletante" cuando escuché  la palabra vergel por primera vez. ¿Si te digo que en ese instante, vi la película entera, me creés?

-T: La protagonista de la historia sufre, lejos de su casa, una pérdida, en este caso una brasileña... ¿Así nació la historia y el hecho de que así fuera, facilitó la coproducción?
-KN: Al ser la protagonista una extranjera, la coproducción estaba en la naturaleza de la película. Fue con Brasil porque parte de mi vida sucede allá.

-T: La definición de "vergel", huerto florido y frutal, tiene que ver con un balcón terraza pero también, con la experiencia inesperada de esta mujer en medio de una crisis... ¿Esa fue la premisa para profundizar en la protagonista?
-KN: No lo podrías haber dicho más claro. La película es un vergel en sentido literal y figurado.

-T: Un trámite burocrático después de una tragedia sirve de llave para abrir una puerta y acceder a un territorio inexplorado por esta mujer. Sin embargo sabe que en algún momento deberá dar una vuelta de página...
-KN: Ella no ve su futuro, está sumergida en el presente, como si el tiempo se dilatara en ese dolor, en ese duelo.

T:¿Qué tanto sirvió acotar los movimientos del filme a un mismo departamento y su balcón para la construcción de un lenguaje?
KN: El límite es un aliado del artista. El espacio reducido me obligó a explorar en profundidad cada detalle. Fue increíble ver cómo el departamento se desdoblaba a medida que investigaba.

-T: ¿Cómo fue la elección de las actrices?
-KN: Fue un proceso largo y difícil. Busqué locamente aquí y en Brasil con directores de casting, representantes... Curiosamente las dos acabaron apareciendo por "casualidad". Es increíble cómo el universo conspira a veces con los proyectos.
-T: Hay dos voces en off que hacen Fanego y Aráoz. Una y otra cumplen un papel dentro de la trama, en especial la segunda...
-KN: Sí, el universo sonoro es crucial en Vergel. En el caso de Fanego, cumpliendo una función narrativa y en el de Aráoz, disruptiva.

-T: Y la música...
-KN: Fue compuesta por el genio brasileño Arrigo Barnabé, la música de la película transita entre lo diegético y lo no diegético. Por momentos proviene del vecino pianista, por momentos el mismo tema es incidental. Eso tiene que ver la sensación de irrealidad de la mujer. ¿Qué está sucediendo de verdad o qué proviene de la imaginación de la mujer?
-T: Si tuvieras que definir en pocas palabras a tu filme; ¿cómo lo harías?
-KN: Una oda al dolor.

-T: Lo que se ve es apenas una materialización de sentimientos de los personajes... ¿Qué es lo que siguen escondiendo o lo que suponemos, después de verla, hacen que estas criaturas solitarias encuentren una empatía tan grande de este lado de la pantalla?
KN: Vergel es una película que apunta al lado derecho del cerebro del espectador (N.de R.; el lado derecho del cerebro se encarga de los sentimientos, emociones y creatividad). Aquí no importan los hechos, importan los sentimientos. Las hechos pueden variar de una persona a otra, pero los sentimientos son universales.

-T: No es fácil encarar un proyecto de cine... Ya estás dispuesta a encarar uno nuevo, más allá de que a Vergel todavía le falta un estreno comercial y un recorrido...
-KN: Mientras esperaba completar la financiación de Vergel viajé a la India y escribí allá el guión de mi siguiente película, "El barquero", que ganó el concurso de desarrollo de Ibermedia. Sin embargo ahora voy a hacer un paréntesis y acompañar a "Vergel" con amor de madre. Como decís es muy difícil hacer una película y no tendría sentido sobreponerlas. 

Vergel