27/04/2017 escenarios

Mariana Baraj y Fernando Barrientos visitan el legado de Violeta Parra y "Cuchi" Leguizamn

Dos de las voces que ensanchan el cauce de la música popular argentina, suman aristas a ese aporte con el tributo “100 años” dedicado al centenario de los nacimientos de Violeta Parra y Gustavo “Cuchi” Leguizamón que este fin de semana pasará por Buenos Aires y Mar del Plata.

Mariana Baraj y Fernando Barrientos, dos de las voces que ensanchan el cauce de la música popular argentina, suman aristas a ese aporte con el tributo “100 años” dedicado al centenario de los nacimientos de Violeta Parra y Gustavo “Cuchi” Leguizamón que este fin de semana pasará por Buenos Aires y Mar del Plata.

El “Cuchi” Leguizamón nació el 29 de septiembre de 1917 en Salta y desde allí irradió la posibilidad de tender puentes entre la música académica y el folclore, tanto desde la creación de repertorio como en el trabajo de arreglos que urdió, por ejemplo, para el Dúo Salteño.



La chilena Parra nació cinco días más tarde que Leguizamón pero lo hizo en San Carlos, región de Chillán, al sur del país, aunque su arte indómito y rebelde no reconoció territorios para explayarse y por ello fue capaz de sembrar mojones en la canción política iberoamericana.

“El hecho de tomar los repertorios de estos dos grandes referentes que han sido muy versionados, nos abre la puerta a encontrar también nuestro punto de vista como interpretes acerca de una obra que siempre sigue dando posibilidades de poder ser releídas”, apuntó Baraj durante una entrevista con Télam.

En el mismo sentido, Barrientos completó: "Intentamos ser lo más fieles posible a esas canciones encontrando nuestra propia voz”.

Mariana es porteña, cantante, percusionista, charanguista, productora y compositora, todo un universo que desplegó en ocho álbumes en solitario con los que recorrió buena parte del planeta y actuó junto a infinidad de artistas locales e internacionales.

Fernando nació casualmente en Ecuador, pasó sus primeros años en el conurbano bonaerense y luego se crió en Mendoza donde como autor, guitarrista y cantante junto a Daniel Martín dio forma al proyecto rockero Caín Caín hasta que en otra yunta, con Raúl "Tilín" Orozco, conformó una dupla capaz de reponer el cancionero cuyano desde versiones y piezas propias plasmado en tres elogiados álbumes.

Sin descuidar sus propios caminos, Baraj-Barrientos unen sus talentos en este doble homenaje que empezaron a poner en directo en marzo pasado con cuatro recitales que pasaron por Santiago del Estero, Tucumán, Salta y Jujuy.

Ahora, el dúo se presentará el sábado, desde las 21, en el CAFF (Sánchez de Bustamante 772, Capital) y una noche después, a partir de las 21.30 en la bodega del teatro Auditorium de Mar del Plata (Boulevard Marítimo 2280).

Para julio, la pareja sumará presentaciones por Rosario y por ciudades de la provincia de Buenos Aires.

Télam: ¿Cómo nació la idea de juntarse para este tributo?
Mariana Baraj: Con Fernando nos conocemos hace muchos años y hemos compartido diferentes situaciones musicales junto a Orozco-Barrientos. Nos sentimos muy afines y en una búsqueda donde tenemos muchos elementos en común. Este año por la coincidencia de la fecha de los 100 años del nacimiento del “Cuchi” Leguizamon y Violeta Parra nos gustó la idea de juntarnos y poner nuestra impronta al servicio de este proyecto donde somos intérpretes y ese es el mayor desafío ya que ambos venimos abordando repertorio propio hace años.
Fernando Barrientos: Interpretar a nuestro modo a estos dos enormes de la canción, es un desafío groso pero también una enorme alegría.

T: ¿De qué manera se reparten en vivo los respectivos cancioneros de Parra y el Cuchi?
MB: El concierto está planteado pensando en que haya distintos momentos y diferentes climas por eso este repertorio nos mantiene mayormente juntos aunque cada uno tiene una parte solo pero la idea es que nuestras voces estén interactuando casi todo el tiempo.

T: Tratándose de dos autores tan profusos como geniales ¿qué criterio aplicaron para escoger las obras que integran los repertorios de estos recitales?
MB: Fue muy difícil para nosotros elegir el repertorio que íbamos a interpretar porque la obra es inmensa, intensa, profunda y contundente. Hemos dejado afuera de la lista grandes canciones pero que igual viven en nuestros corazones.Tratamos de quedarnos con las canciones que sentimos que más nos representaban y con las que nos quedaban mejor para nuestras voces.

FB: Lo fundamental para nosotros era seleccionar las canciones a las que pudiésemos darle nuestra impronta, nuestra forma. Así pasamos desde lugares muy intimistas a canciones con una tensión y una vibra casi rockeras, si se quiere...

T: ¿Qué sienten que tienen en común Parra y Leguizamón? ¿Y cuáles son para ustedes las diferencias más notorias entre ambos?
MB: Creo que tienen más en común que diferencias. Los dos son han dejado una obra vastísima y fundamental para seguir pensando nuestras raíces. El trabajo de ambos tiene una vigencia increíble y han sido cada uno a su manera dos artistas muy comprometidos con su pueblo. El trabajo de ambos es (cada cual a su manera) súper sofisticado. Una de las diferencias tal vez radique en que el trabajo de Violeta Parra tuvo que ver con ser compositora, letra y música, intérprete y una gran recopiladora y el Cuchi que ha sido un gran músico y ha formado grandes duplas compositivas con Manuel J.Castilla, Miguel Ángel Pérez y Armando Tejada Gómez entre tantísimos otros.

T: Parte de la obra de ambos creadores irrumpe en distintos repertorios que se ejecutan y se graban en la actualidad, pero ¿Se los visita consecuentemente? ¿Puede pensarse que se mantienen vivos esos legados?
MB: Sí, absolutamente. Ambos son la fuente a la que siempre se vuelve a beber. De alguna manera, todos los caminos conducen a ellos.
FB: Esos legados están presentes en todos los ámbitos, me parece. Canciones versionadas permanentemente por músicos de distintos ámbitos, pero también presentes en fogones, en peñas, en cada asado con amigos...

T: ¿Cómo sigue este encuentro entre ustedes dos después del CAFF?
MB: Seguiremos presentando Cuchi Violeta por toda Argentina y en el exterior. Tenemos ganas también de hacer un disco para registrar esta juntada que nos tiene muy felices.

T: ¿Pueden contar en qué otras músicas trabajan en la actualidad solos o con otros?
MB: Actualmente estoy presentando en vivo mi disco para niños “Churo” por toda la Argentina, armando una nueva gira para Asia junto al colectivo de artistas 4 Minimal de Corea, México y Japón y pensando en un disco nuevo.
FB: Con mi compadre Tilín Orozco estamos terminando la pre-producción de nuestro cuarto disco, y además estoy preparando un álbum solista para el año que viene.