25/04/2017 provincias

Para el Gobierno, "la presin tributaria asfixia" a los sectores productivos y por eso encara una reforma integral

El subsecretario de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior, Paulino Caballero, reafirmó que la administración de Mauricio Macri encara una reforma tributaria integral que incluye a las provincias.

 El subsecretario de Relaciones con Provincias del Ministerio del Interior, Paulino Caballero, advirtió que “la presión tributaria asfixia y ahoga a un montón de sectores que no pueden salir de una situación crítica”, y reafirmó que el Gobierno encara una reforma tributaria integral que incluye a las provincias.

“Todos coincidimos, gobernadores, ministros, que la presión tributa que hay en este momento asfixia y ahoga a un montón de sectores que no pueden salir de una situación crítica que les permita generar mayor dinamismo, empleo e inversión”, subrayó Caballero, en entrevista con la agencia Télam.

En esa línea, dijo que “la reforma de impuestos ya se inició, como por ejemplo con Bienes Personales, que permite dar un ordenamiento desde lo territorial a las provincias y a los municipios para poder recaudar”.

Caballero recordó que “lo mismo ocurrió el año pasado con la reforma del Impuesto a las Ganancias, que si bien no fue la que nosotros esperábamos, de una mayor gradualidad y una menor carga impositiva a los sectores más bajos, salió una ley que, si bien no es ley ideal, es bastante buena y va a permitir en los próximos años una mayor previsibilidad”.

“Nos queda pendiente el impuesto al cheque, que es un impuesto distorsivo”, admitió y explicó que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, “está trabajando en una reforma tributaria integral y, además, se conformó la Comisión Bicameral del Congreso” que aportará su visión impositiva para un nuevo esquema.

Agregó que también están “los impuestos patronales, los impuestos al trabajo, ya que estamos viendo cuáles van a ser las distintas alternativas para encarar esa reforma sin desfinanciar el sistema porque cada impuesto que se baja es falta de financiamiento de algún sector que hoy es claramente deficitario”.

Además, Caballero consideró que, en cuanto al impuesto de Ingresos brutos, “tiene que haber una reforma integral con todas las provincias, de todas las jurisdicciones, y se están evaluando distintas propuestas, un impuesto a los bienes finales”.

El subsecretario evaluó que “un impuesto a los ingresos brutos tiene la característica de ser un impuesto muy distorsivo que grava en cascada, que genera la integración vertical de empresas, lo cual es bastante nocivo y bastante ácido para la generación de actividad productiva”.

Asimismo, sostuvo que “tenemos, entre otras cosas, guerras tributarias entre provincias, ya que hay provincias que tienen alícuotas diferenciadas, depende si son industrias radicadas o no en la provincia”.