21/04/2017 atentado

Duro ataque de Le Pen a la poltica de seguridad de Francia

La candidata ultraderechista a la Presidencia achacó el ataque extremista en París a la "laxitud" de los gobiernos de izquierda y derecha de las últimas décadas. El primer ministro Bernard Cazeneuve la acusó de "instrumentalizar" el atentado en su favor.

La candidata ultraderechista a la Presidencia de Francia, Marine Le Pen, achacó hoy el ataque extremista de anoche en París a la "laxitud" de los gobiernos de izquierda y derecha de las últimas décadas, propiciando una reacción del primer ministro Bernard Cazeneuve, que la acusó de "instrumentalizar" el atentado en su favor.

A dos días de las elecciones, Le Pen, conocida por sus posiciones islamófobas, reclamó además que se restablezca "inmediatamente" el control de las fronteras nacionales, luego del ataque en la icónica avenida parisina de los Campos Elíseos, que dejó un policía muerto y fue reivindicado por el Estado Islámico (EI).

"A este gobierno efímero, dirigido por la inacción, le pido que ordene la restauración inmediata de nuestras fronteras nacionales", dijo la candidata, que quiere sacar a Francia de la Unión Europea (UE), en una declaración a la prensa desde su sede de campaña en París.

"La lucha contra el terrorismo empieza por recuperar nuestras fronteras nacionales y por acabar con la ingenuidad", subrayó antes de exigir al presidente francés, el socialista Francois Hollande, que aplique antes de dejar el cargo en tres semanas las medidas que ella defiende en su programa electoral.

En esa línea, pidió que los extranjeros fichados por los servicios secretos por radicalismo sean expulsados, que se retire la nacionalidad francesa a los que tienen doble nacionalidad para ser expulsados a la vez, y que los que son únicamente franceses sean detenidos por su "adhesión a la ideología del enemigo".

El premier socialista Cazeneuve recogió rápidamente el guante, y acusó a la candidata ultraderechista de "instrumentalizar" el ataque en su favor para tratar de beneficiarse en las urnas.

"Este ataque es un drama y Le Pen ha intentado sacar un provecho lamentable a nivel electoral en detrimento de la verdad", acusó el primer ministro francés, quien contrarrestó, uno a uno, las invectivas de la ultraderechista.

El jefe de gobierno recordó que ya se expulsaron a 117 extranjeros sospechosos de estar relacionados con el islamismo y denunció que Le Pen ha demostrado "desconocimiento de los dispositivos terroristas" al afirmar que había que perseguir a los fichados por ser espías del enemigo.

"Busca, como después de cada drama, aprovecharse para instrumentalizar y dividir. Busca explotar, sin ninguna vergüenza, el miedo y la emoción con fines exclusivamente políticos", ahondó Cazeneuve sobre la ultraderechista, informó la agencia de noticias EFE.

También censuró al candidato presidencial conservador Francois Fillon, a quien recordó que cuando fue primer ministro, entre 2007 y 2012, suprimió 13.000 puestos en las fuerzas de seguridad.

Cazeneuve destacó que ha sido con los gobiernos socialistas cuando las fronteras externas de la Unión Europea se han reforzado, en alusión a las propuestas del candidato conservador, que hoy instó a renegociar el Tratado de Schengen de libre circulación europea.

Le Pen también se pronunció hoy por incrementar con 15.000 agentes más los efectivos de la Policía y de la Gendarmería, por un refuerzo de los servicios secretos y de los medios del Ejército, así como por "una adaptación de la política penal y carcelaria a este tipo de criminalidad".

Pidió que se prohíban las organizaciones salafistas, o islamistas radicales, que se expulse a los imanes que promueven en sus discursos el odio y que se aplique un laicismo "estricto, conforme a los principios republicanos".

La presidenta del Frente Nacional (FN), una de los candidatos que desde anoche avanzó que suspendía los desplazamientos programados hoy en la última jornada de campaña electoral por el ataque en París, agregó que este nuevo atentado pone en evidencia que Francia es atacada "no por lo que hace, sino por lo que es".

"El islamismo es una ideología hegemónica monstruosa que ha declarado la guerra a nuestra nación, a la razón, a la civilización", argumentó, antes de hacer hincapié en que para ganar esta guerra, como para ganar cualquiera, hay que actuar "con constancia y coherencia".