13/04/2017 Bolivia

Irnico saludo del vicepresidente boliviano a la supuesta unidad de la oposicin

El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, saludó este jueves la unidad de los opositores políticos de derecha después de que estos firmaran ayer una declaración conjunta, y destacó que de este modo queda claro que en el país existen dos proyectos políticos diferenciados, el "revolucionario" del gobierno y otro que "opta por el cuoteo y las megacoaliciones".



"En todo caso saludamos esta unificación de la derecha en Bolivia, la saludamos, nos parece buena decisión porque al fin y al cabo ahí están todos juntos, no podrán camuflarse", señaló.

Ayer, los ex presidentes Jorge Quiroga y Carlos Mesa, junto al ex vicepresidente Víctor Hugo Cárdenas, el gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, el alcalde de La Paz, Luis Revilla y el líder de Unidad Nacional, Samuel Doria Medina, firmaron una declaración conjunta denominada en "defensa de la democracia y la justicia".

García Linera dijo que los firmantes son "el rostro de las oligarquías" mientras el presidente Evo Morales es "el rostro del pueblo, de lo indígena, de lo popular".

Consideró, citado por el diario paceño La Razón, que esta "unificación de la derecha" acaba con el "teatro" de los denominados colectivos ciudadanos, que en los últimos meses fueron los mecanismos más visibles de la expresión del descontento con las políticas gubernamentales.

"Qué bueno que sumen cabezas, ya que aisladamente no han hecho nada; aisladamente la derecha es una vergüenza política", aseveró.

El documento de los líderes de la oposición señaló ayer que "cualquier acción destinada a alterar o sustituir la voluntad soberana del pueblo, tanto en la conformación de los órganos del Estado -Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Electoral-, como en la construcción de los valores y derechos inherentes a la democracia, es un atentado contra esa soberanía".

También pidieron que Morales respete el resultado del referendo del 21 de febrero de 2016 que ratificó la inhabilitación constitucional para ser candidato a la reelección en los comicios nacionales de 2019.

"Cualquier intento de forzar una nueva postulación del primer mandatario será inconstitucional y le dará la espalda a la soberanía inalienable de los bolivianos", señalaron.