12/04/2017 Justicia

Sobreseyeron a Michetti en la causa que investigaba el origen del dinero que robaron de su casa

La decisión fue tomada por el juez Ariel Lijo. El dinero sin declarar fue robado de su casa el 22 de noviembre del 2015, la noche en la que resultó electa para el cargo que ejerce.

El juez Ariel Lijo sobreseyó a la vicepresidenta Gabriela Michetti en la causa en la que se investigaba el origen del dinero sin declarar que le robaron de su casa en noviembre del 2015, la noche en la que resultó electa para el cargo que ejerce.

El magistrado sostuvo en un fallo de 176 carillas que a lo largo de la investigación se acreditó el "origen lícito del dinero que le fue sustraído" a la funcionaria el 22 de noviembre de 2015.

La causa se inició a partir de una denuncia presentada un abogado, a la que se sumaron más tarde diputados kirchneristas, luego de que una nota publicada por el diario Tiempo Argentino diera cuenta del robo ocurrido en la casa de Michetti la noche del balotaje.

El dinero robado a la vicepresidenta estaba compuesto por la suma aproximada de 245 mil pesos y 50 mil dólares que Michetti atribuyó a préstamos de su pareja y a dinero aportado a su fundación, SUMA, que no fue bancarizado.

"Los testimonios recibidos y la prueba documental recabada en este sumario han corroborado la versión que sobre los hechos aquí investigados expuso Marta Gabriela Michetti en las distintas presentaciones efectuadas ante este Tribunal", sostuvo Lijo.

La vicepresidenta había sostenido a través de un escrito que tres semanas antes de las elecciones le pidió a su asistente Santiago Riobó que la ayudara a recolectar fondos para pagar los gastos de la cena anual de su fundación, que se realizaría el 30 de noviembre.

En el mismo escrito, Michetti relató que le pidió a su hermana Silvina Michetti y al senador Federico Pinedo, que buscaran donaciones dentro del "equipo de trabajo" y del partido y que los aportes oscilaron entre 2.500 y los 15.000 pesos.

Tras escuchar a todos los testigos propuestos por la vicepresidenta, Lijo sostuvo que "los testimonios recibidos y la prueba documental recabada" han corroborado la versión de los hechos que expuso Michetti.

Sobre los 50 mil dólares, Michetti había dicho que se trató de un préstamo de su pareja, Juan Tonelli Banfi, y que tenían que ver con el deseo de que su hijo hiciera una maestría en el exterior y la imposibilidad de costearla por falta de ahorros.

"Se verificó el préstamo en dólares realizado por su pareja, el cual fue debidamente exteriorizado por ambas partes en sus respectivas declaraciones juradas", sostuvo el magistrado en el fallo que podría ser apelado por el fiscal Guillermo Marijuan.

Otro de los hechos que investigaba Lijo, y que también decidió archivar, fue el funcionamiento de una serie de fundaciones encabezadas por dirigentes del PRO que, de acuerdo a los denunciantes, que generarían recursos para ese partido.

El magistrado sostuvo que tras analizar la información relacionada con esas organizaciones no se verificó ningún hecho delictivo y sostuvo que no era necesario realizar nuevas medidas de prueba por lo que correspondía archivar el expediente.

"Se concluye que no se ha verificado elemento alguno que hiciese presumir la utilización de esas entidades para ingresar activos ilícitos en el mercado legal, tendientes a dotarlos de apariencia lícita", sostuvo el juez.

Las fundaciones de las que hablaba la denuncia eran SUMA, de Michetti; Fundar, Justicia y Seguridad, presidida por el secretario de Seguridad Eugenio Burzacco; y Formar, presidida por ministro de Transporte Guillermo Javier Dietrich; entre otras.