04/04/2017 folklore

Victoria Birchner presenta "Memoria del viento” en Café Vinilo

La joven cantante folclórica presenta mañana a las 21 su disco material de deliciosa sonoridad y cuidados arreglos producido artísticamente por Franco Luciani y del que tomaron parte, entre otros, Juan Falú, Jorge Fandermole y Eduardo Spinassi.


La joven cantante folclórica Victoria Birchner presenta mañana a las 21 su disco "Memoria del viento", una material de deliciosa sonoridad y cuidados arreglos producido artísticamente por Franco Luciani y del que tomaron parte, entre otros, Juan Falú, Jorge Fandermole y Eduardo Spinassi.

Nacida en Rafaela y actualmente residente en Rosario, donde estudia en la universidad canto lírico, que utiliza como un modo de mejorar sus herramientas interpretativas, Birchner armó un disco con acento acústico, sobre la base de un grupo de dos guitarras y percusión y donde recorre un amplio abanico de la canción de raíz argentina, pasando por composiciones de Atahualpa Yupanqui, Cuchi Leguizamón, Hilda Herrera, Raúl Carnota, hasta autores más contemporáneos como el mismo Luciani y Fandermole, que mañana toca en la sala de Gorriti 3870.

"Elijo esta sonoridad porque tiene que ver con la tierra, me identifico más con los sonidos de la madera, del bombo, del cuero", contó a Télam Birchner en una primera definición de sus elecciones que se ven plasmadas en el disco.

"Además, más allá de la instrumentación, de la calidad y del entendimiento entre los músicos, lo que yo llevo adelante con mi proyecto musical es lo que digo, le doy mucha importancia a la poesía, más incluso que a mi propia voz, que es el medio para que otros escuchen lo que traigo; por eso trato que la instrumentación no invada la poesía, por eso un grupo chico y no una banda, y por eso elijo percusión y no batería", agregó.

Sobre su interés en el folclore, Birchner trae de su infancia haber vivido hasta los 8 años en Córdoba, pero cuenta que el que abrió las puertas de esta música popular de raíz fue Fandermole, a través de dos discos que, dice, escuchó hasta el hartazgo, "Pequeños mundos" y "Navegando".

"Yo hice una escuela de música popular al mismo tiempo que el secundario y ahí hice algo de tango y algo de rock; en folclore escuchaba quizás a Soledad y no me sentía muy identificada con eso hasta que apareció la música de Fandermole y ahí se me abrió todo un universo, una manera de decir, sutilezas que no conocía y con eso arrancó una búsqueda y encontré en el folclore una letrística riquísima", evocó. 

"Después de Fander descubrí a Juan Falú y Liliana Herrero, ella con su forma de interpretación tan desgarrada y tan extremista, después apareció el Cuchi Leguizamón, que me llegó a través de un disco de Lorena Astudillo y fue otra cosa que volvió a conmoverme profundamente", señala la cantante de 26 años sobre su elección por la música de raíz.

Junto con su carrera musical, Birchner estudia en la actualidad canto lírico en la Universidad Nacional de Rosario, no porque piense que se vaya a dedicar a este género sino porque "el estudio de la técnica riguroso como te lo exige la música académica me dio y me sigue dando muchas herramientas". 

Al mismo tiempo, cuenta que cuando decidió grabar el disco dejó de estudiar lírico para que no se filtraran en su interpretación cosas ajenas al registro de lo folclórico.

"Me cuido de eso, el estudio de canto es un entrenamiento físico, un entrenamiento de las cuerdas vocales y por más que uno separe las cosas muchas veces se filtra algo porque las cuerdas están entrenadas para cantar de un modo particular; por lo tanto traté de alejarme un poco más a la hora de grabar el disco para que no se filtre ninguna cuestión de la técnica lírica", cuenta.

Y en cuanto a los beneficios que le reportó el estudio académico enumera: "cuando empecé a estudiar canto lírico pude empezar a cantar con matices, antes no podía cantar con un volumen bajo, también pude trabajar la coloratura de la voz, entender cuál es mi voz cantada y aceptarla, trabajar la proyección de la voz; cosas de respiración, que suman a la hora de la interpretación que es lo que más me interesa".

El disco tuvo dos fuertes impulsores: Juan Falú, a quien consultó si la veía en condiciones de afrontar la grabación de un material y que la alentó a ir para adelante y Franco Luciani, que un día le dijo: "Hace una lista de doce canciones y mañana empezamos a grabar", un par de años después y que además del autor de la canción que da título al material junto a Alejandro Szwarcman, fue el productor artístico del material e intérprete invitado en la canción citada.

El guitarrista Leo Pretto, de Capitán Bermúdez; el también guitarrista y director musical del grupo Chey Ramos de Formosa y el percusionista Franco Ochat de Rafaela, componen la banda de Birchner que mañana presenta este material en Vinilo, con continuidad el domingo 9 en la Biblioteca Estrada de Adrogué y el lunes 10 en la Biblioteca Antonio Mentruyt de Lomas de Zamora.

"Rosario es litoral, tiene influencia sobre eso, la gente y las cosas van llegando por el río", cuenta.

Sobre su visión actual de la escena musical en la ciudad en que reside dice que "se da la situación de que hay gente de muchos lados y que los artistas nos estamos juntando, hay mucha claridad sobre la necesidad de compartir, ya sea conciertos, charlas, guitarreadas y ahí se empiezan a gestar muchas cosas; yo tengo la sensación de que los artistas nos vamos buscando y nos vamos llevando entre todos, hay una cosa como de ir juntos y de que si uno por ahí se pierde ir a buscarlo y traerlo de vuelta", cuenta.

Sobre la elección del repertorio del disco, Birchner dice que hay cosas de distintos lugares todas bajo una misma corriente que proponga la poesía, la reflexión y la emoción. 

"Atahualpa decía que las coplas son como hilachitas que el viento va llevando y va sembarnado en diferentes lugares para hacer nuestra música y este disco tiene canciones que fueron de las primeras que hice cuando empecé a cantar folclore, otras de autores fundamentales, otras que conocí hace poco; para mí son las hilachitas que el viento me fue acercando y que son parte de mi memoria y mi presente".