04/04/2017 Inundaciones

Un intento de rescate en medio de un panorama desolador

Aunque el agua cubre buena parte del territorio provincial, algunos habitantes se niegan a dejar sus casas o sus puestos de trabajo.

Por Franco Crdoba



La salida de recorrida en un helicóptero del equipo periodístico de Télam por Comodoro Rivadavia y zonas rurales mostró un panorama desolador y derivó en una situación imprevista y de altísima tensión sobre una estancia en cercanías de Río Chico.

El vuelo del helicótero se desarrollaba con tranquilidad. Con asombro, los tripulantes observaban el paisaje agrietado, de caminos intransitables, con zanjas que habían dividido pequeñas formaciones montañosas y el cauce del Río Chico, “renacido” en unos casi 400 metros de ancho y un recorrido hacia el Dique Florentino Ameghino.

El piloto, el capitán Agustín González, sobrevoló la estancia inundada, donde el cause del agua corría con mucha intensidad. De pronto, divisaron desde la altura a un hombre sobre el techo de una camioneta Ford F-100 mientras agitaba un trozo de tela blanco.

Uno de los mecánicos del helicóptero se acercó a la puerta para intentar hablar con el poblador rural, de la estancia “El Trahuil”. En ese momento, la nave se posó al nivel del terreno inundado en casi un metro de altura y mientras el hombre de la Seccional de Aviación Ejército 9 se disponía a hablar, el piloto trataba de no bajar demasiado, ya que el viento podría volcar el helicóptero con todos los tripulantes a bordo.

El mecánico le explicó al trabajador rural que no podrían baja, que para hacer esa maniobra peligrosa necesitaban un arnés, y este le respondió que estaba bien, que no hacía falta, que se quedaría en el lugar para cuidar el casco pero que quería avisar que estaba en
ahí, por las dudas.

Más tarde, desde los cuarteles Chacabuco le acercaron alimentos y elementos de higiene para que la espera hasta que baje el agua sea más soportable.