29/03/2017 Costa Rica

La cuestin migratoria se cuela en la Cumbre Mesoamericana

La XVI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, integrado por 10 países, comenzó este miércoles en Costa Rica centrada en la cooperación regional como protagonista, aunque el tema migratorio también logró colarse en la agenda.



La cita fue inaugurada por el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, quien destacó los lazos históricos que unen a Mesoamérica y comentó una serie de retos compartidos que afronta la región y el "potencial que compartimos los mesoamericanos para convertir las vulnerabilidades en oportunidades", reportó la agencia de noticias EFE.

Bajo el lema "Mesoamérica nos une", la XVI Cumbre de Tuxtla contó finalmente con la presencia de sólo cinco de los diez mandatarios que gobiernan a los respectivos países que integran el mecanismo: Enrique Peña Nieto, de México; Jimmy Morales de Guatemala; Juan Carlos Varela de Panamá, Juan Manuel Santos de Colombia y el anfitrión Luis Guillermo Solís. 

A la cumbre estaban inicialmente invitados los mandatarios de Colombia, México, República Dominicana, Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Costa Rica, las naciones miembro del Mecanismo de Diálogo de Tuxtla.

Si bien el evento se centró principalmente en el tema de las alianzas público-privadas (APP) y en el impacto del Proyecto Mesoamérica -el brazo ejecutor de obras del Mecanismo de Tuxtla lanzado en junio de 2008-, la cuestión migratoria y la relación de la región con Estados Unidos terminaron escabulléndose en la agenda, más allá de no estar incluidas en la misma.



En ese sentido, el presidente mexicano, Peña Nieto, manifestó que es "prioritario que todos los gobiernos de la región velemos por los derechos de los migrantes, su integridad física como personas y su dignidad".

Asimismo, el presidente agradeció a sus homólogos las "expresiones de solidaridad en la etapa de la redefinición" de una la nueva relación entre México y Estados Unidos, y también aseguró que su país mantendrá "una estrecha relación con todos ustedes cuando existan temas que involucren a la región de Mesoamérica".

En alusión a las palabras del mandatario mexicano, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, declaró que "el mejor muro que se puede construir es el progreso de Mesoamérica".

El endurecimiento de las políticas migratorias anunciadas por la administración del presidente estadounidense Donald Trump preocupa a los países de la región, que podría verse afectada por un reflujo migratorio.