28/03/2017 opinin

El aporte de la agroindustria a la alimentacin saludable

Comenzó a trabajar una comisión interministerial para promover una nutrición más equilibrada y saludable. Al respecto opinó para Télam Merceder Nimo, subsecretaria de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación, cartera que integra este grupo de trabajo.

Mercedes Nimo

Por Mercedes Nimo

El pasado 14 de diciembre, el Ministerio de Agroindustria junto al Ministerio de Salud, suscribieron el Convenio Marco de Colaboración con la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), para desarrollar en forma conjunta acciones de promoción para la alimentación equilibrada y saludable.

Uno de los ejes prioritarios que persigue este convenio es trabajar en la mejora de la oferta de productos alimenticios, a través de la reducción de ciertos nutrientes críticos en la formulación de los mismos, como por ejemplo sodio, grasas saturadas y azúcar; así como también en la reducción del tamaño de las porciones en los casos que corresponda.

Para ello, se está avanzando en la constitución de mesas de trabajo divididas por grupos de alimentos: Bebidas, lácteos, aderezos, farináceos y chacinados; de modo que el análisis pueda darse de la forma más adecuada contemplando las problemáticas y/o dificultades tecnológicas para lograr la reducción de nutrientes críticos.

Este trabajo conjunto reafirma que el camino que debe tomarse respecto a mejorar la calidad nutricional de la oferta de alimentos tiene que tener un abordaje integral e intersectorial. Entendiendo que su desarrollo debe darse a través de procesos de construcción colectiva donde las acciones se delineen y lideren desde organismos del estado, con un objetivo sanitario que prime acompañado por una mirada desde la producción de los alimentos y la posibilidades tecnológicas de trabajar en nuevas formulaciones de productos para ofrecer a la población.

La participación del sector productivo desde etapas incipientes permite un mayor compromiso para lograr resultados más eficientes y factibles de ser implementados, el cual debe incluir un plan de trabajo y un cronograma de reducción de carácter progresivo.

A través de este Convenio la COPAL -entidad que representa 36 Cámaras asociadas con más de 2.200 empresas alimenticias y de bebidas de todo el país- se compromete a: fomentar entre las partes y con los diferentes sectores, cámaras y/o empresas asociadas, acuerdos individuales con el fin de atender los requerimientos nutricionales de la población argentina como, asimismo, promover hábitos saludables en la población argentina.

El convenio incluye además realizar acciones que fomenten la educación del consumidor, promover estrategias publicitarias, de comercialización y consumo responsable. Estas acciones se realizaran articulando con ambos Ministerios, a través de equipos técnicos multisectoriales que permitirán el intercambio de conocimientos en busca de una mejora nutricional de los productos.
En ese marco se ha creado un Comité de Seguimiento conformado por representantes de la Subsecretaría de Alimentos y Bebidas de la Secretaría de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria, del Programa de Alimentación Saludable y Prevención de la Obesidad del Ministerio de Salud y de la COPAL, Universidades, Asociaciones de Consumidores, Asociaciones Científicas, etc.

Estas acciones se suman a otras líneas de gestión que se están llevando adelante desde Agroindustria por la alimentación saludable, como es la campaña de promoción de consumo de frutas y hortalizas a nivel nacional, con la participación de cinco ministerios, los gobiernos de la provincia y la ciudad de Buenos Aires y organizaciones de productores.

Existen ya evidencias suficientes sobre la efectividad alcanzada por intervenciones individuales, comunitarias y de políticas de salud para mejorar los patrones alimentarios.

Ejemplos exitosos que se iniciaron hace unos años en nuestro país muestran que hoy ya contamos con más de 600 productos reducidos en sodio y casi se han eliminado las grasas trans de los productos alimenticios.

En esta línea se reconoce que la oferta de alimentos con mejores perfiles nutricionales resulta un aliciente importante para promover una alimentación saludable. No obstante, las mejoras o modificaciones en los hábitos de consumo, son el resultado de un conjunto de factores entre los cuales la mejora en la calidad de la oferta es un punto importante pero que debe ser acompañado de otras acciones relacionadas con la educación, comunicación y profundización de otros factores que influyen en la alimentación de la población.

Esta acción refuerza la preocupación por la creciente incidencia de enfermedades crónicas no transmisibles vinculadas con la alimentación (obesidad, diabetes, dolencias cardiovasculares y otras) que se presenta a nivel mundial y nacional, -más aun tratándose de padecimientos que pueden prevenirse-. La cual resulta primordial abordarla con estrategias que reduzcan la exposición de la población a los factores de riesgo que las provocan, y mejorar la capacidad del consumidor para que realice elecciones más saludables.

(*) Subsecretaria de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria de la Nación.