23/03/2017 Siria

Iniciaron en Ginebra las conversaciones de paz, mientras la violencia no da tregua en Alepo

Es ésta la quinta ronda de conversaciones bajo el paraguas de la organización internacional, y las delegaciones del gobierno y la oposición están repartidas en distintos hoteles.

Inician en Ginebra las conversaciones de paz, mientras la violencia no da tregua en Alepo

El equipo del mediador de las Naciones Unidas para el conflicto en Siria, Staffan de Mistura, inició ya sus gestiones con las delegaciones convocadas en Ginebra para reiniciar este jueves las negociaciones de paz, mientras proyectiles lanzados contra un barrio residencial de Alepo mataron cuatro niños.

De Mistura se encuentra este jueves en Turquía, donde se reunirá con representantes del Gobierno, para que influya sobre algunos grupos armados rebeldes para que estas negociaciones puedan llegar al resultado buscado.

El proceso diplomático busca una salida mediante una transición política, una reforma constitucional y la celebración de elecciones libres a la guerra que azota a Siria. 

También deberá encontrar un acuerdo con respecto a los grupos que la comunidad internacional define como "terrorismo", excluidas de la tregua alcanzada hace cuatro meses bajo el paraguas de Turquía, Rusia e Irán: el frente Fateh al Sham (ex Al Qaeda en Siria), y el Estado Islámico (EI).



En la víspera, De Mistura hizo gestiones similares ante la cúpula de la diplomacia rusa, con la que se reunió en Moscú, el aliado más importante del régimen sirio.

El funcionario internacional, quien estará de regreso en Ginebra al final del día, tiene previsto reanudar formalmente las negociaciones este viernes en la sede europea de Naciones Unidas en esta ciudad. 

El conflicto sirio, que acaba de ingresar en su séptimo año, ha costado ya más de 300.000 vidas y provocó millones de desplazados y refugiados en el país del Medio Oriente.

"Hoy hemos empezado conversaciones preliminares, y espero que mañana comiencen las discusiones substantivas", dijo el enviado especial adjunto de la ONU para Siria, Ramzy Ezzeldin Ramzy, tras su encuentro con la delegación gubernamental en un hotel cercano al aeropuerto ginebrino.

La delegación oficial siria está dirigida por Bashar al Jaafari, embajador ante la ONU en Nueva York.

Luego, Ramzy se encontró en otro hotel con delegados de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), integrado por grupos opositores politicos y armados y dirigida por Nasr al Hariri.

Al Hariri afirmó que llegaban a Ginebra "para trabajar de forma positiva para avanzar en el proceso político y poder acabar con el sufrimiento del pueblo sirio, así como abrir un nuevo capítulo en la transición política cuando Bashar al Assad y quienes le apoyen abandonen el país".

E hizo hincapié en uno de los principales escollos que impiden el avance de las negociaciones, la salida del presidente, rechazada de plano por el gobierno, informó la agencia de noticias EFE.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/480765