21/03/2017 Escocia

El Ejecutivo pidi apoyo al Parlamento para el segundo referendo autonmico

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, solicitó este martes al Parlamento autonómico de Edimburgo permiso para acordar con el Gobierno británico los términos del segundo referendo.

Según todos los cálculos, esta moción, titulada "La elección de Escocia" y que solicita de Londres una orden para legislar sobre la consulta, será aprobada con los votos del gobernante SNP, que tiene una mayoría simple de 63 escaños, y el Partido Verde, con seis, de los 129 que tiene la cámara de Holyrood (Edimburgo).

Tras un debate, los diputados escoceses votarán el miércoles (a las 14:00 de Argentina) la moción, informó la agencia de noticias EFE.

La semana pasada, la primera ministra británica, Theresa May, adelantó que rechazará la petición de la líder independentista, al considerar que "ahora no es el momento" de realizar un segunda consulta, cuando el país debe estar "unido" para afrontar las negociaciones con Bruselas para el Brexit.

Al presentar el texto, Sturgeon dijo que su Gobierno tiene un "mandato democrático incuestionable" al haber ganado las elecciones de 2016 con un manifiesto en el que decía que convocaría un segundo plebiscito, después del que perdió en 2014, si Escocia era "sacada de la Unión Europea (UE) contra su voluntad".

El texto también acusa a May de haber ignorado sus propuestas para garantizar que Escocia, que votó por la permanencia en la UE en el referéndum británico del pasado 23 de junio, mantenga el acceso al mercado único tras la salida del Reino Unido del bloque.



La primera ministra asegura que escuchó las sugerencias de las autonomías, pero descarta otorgar a ninguna un trato preferencial.

Los conservadores escoceses, del lado del Reino Unido

El Partido Conservador escocés, segunda fuerza política de la región con 31 escaños, el Partido Laborista, con 23, y los liberaldemócratas, con 5 diputados ya anunciaron que votarán en contra de la moción presentada este martes.

Estas formaciones presentaron además sendas enmiendas en las que declaran que no debería convocarse un segundo referéndum, ya que resultaría "divisorio" y "no hay interés" del pueblo.

Los "tories" escoceses, liderados por Ruth Davidson, señalan además que no debería organizarse un plebiscito sin "consentimiento político", ante la eventualidad de que el Ejecutivo escocés pudiera impulsar uno sin el visto bueno de Londres.



May anunció el lunes que el próximo 29 de marzo activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que dará inicio al periodo de dos años de negociaciones con la Comisión Europea para la salida británica del bloque, lo que sucedería el 29 de marzo de 2019.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/479330