20/03/2017 Francia / Espaa

Cazeneuve advirti que la entrega de armas de ETA debe respetar las reglas judiciales

El primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, afirmó este lunes que la entrega del arsenal de armas de ETA, que la organización separatista vasca de España anunció que hará el próximo mes, debe producirse dentro del respeto de las reglas judiciales.



"Si se quiere restituir las armas no hay nada más fácil que esto, hay que entregarlas dentro del respeto de las reglas del Estado de derecho: ir a la Justicia que lleva a cabo las investigaciones y decir 'hemos decidido poner fin a la violencia, entregamos todas las armas", dijo el premier a la radio France Bleu.

El diario Le Monde informó el 17 de marzo pasado que ETA planea su desarme total en las próximas semanas, un proceso que culminará el próximo 8 de abril y que encomendará a asociaciones civiles.

Cazeneuve subrayó que aunque "obviamente ningún gobierno puede oponerse" a que armas que se han utilizado en actos violentos sean entregadas, su entrega debe respetar "las reglas judiciales": "¡Eso se llama Estado de Derecho! Y ningún primer ministro puede afirmar otra cosa", señaló.

El jefe de gobierno francés afirmó que el desarme no puede producirse de otra manera "porque la fuerza de la democracia, el respeto de los derechos de la persona, es también el respeto del Estado de Derecho en la totalidad de sus principios".

Cazeneuve destacó que esas armas se utilizaron para cometer "acciones violentas en un Estado de Derecho", e indicó en que para que la violencia cese ese arsenal debe ser entregado, pero "ante la Justicia".

Hace dos días, el ministro del Interior francés, Bruno Le Roux, ya había anticipado que Francia no negociará la entrega con la organización, y que "sólo la autoridad judicial está habilitada" para hacerse con el arsenal.

Le Roux respondió así a Jean-Noël Etcheverry, alias Txetx, dirigente del movimiento ecologista y social Bizi, que pidió a las autoridades de Francia y España negociar la entrega de las armas, la mayor parte de ellas escondidas en territorio francés.
Cinco años y medio después de anunciar el cese definitivo de la violencia, ETA podría desarmarse finalmente.

El plan podría incluir información sobre la ubicación de los lugares donde el grupo armado, surgido en los años 60 con el afán de fundar una "patria" independiente para los vascos, todavía guarda armas y explosivos, en la frontera con Francia. 

ETA mató a más de 800 personas desde el comienzo de su campaña armada, cuyo objetivo de máxima es crear un Estado independiente en las regiones de mayoría vasca del norte de España y suroeste de Francia. 

En las cárceles españolas y francesas aún hay unos 300 etarras presos. 

El grupo, ahora prácticamente descabezado, quiso negociar en los últimos tiempos con los gobiernos español y francés su desarme, pero no lo consiguió. 

A principios de 2014, amagó con entregar las armas y difundió un video en el que aparecían dos etarras junto a mediadores internacionales que verificaban el supuesto proceso. 

Las imágenes provocaron polémica, indignación y burla, y el gobierno español no se tomó en serio la escenificación del supuesto desarme. 

En diciembre pasado, cinco personas fueron detenidas en Francia en una operación contra ETA en la que se hallaron armas y munición.