20/03/2017 violencia en el ftbol

La barra apret a los jugadores de Gimnasia de Jujuy: repudio de la dirigencia

Dirigentes de Gimnasia y Esgrima de Jujuy repudiaron los hechos ocurridos el sábado último, cuando los jugadores del club sufrieron amenazas y el robo de pertenencias por parte de varias personas que ingresaron al hotel donde se concentraban para el partido de ayer contra Crucero del Norte, incidente que está siendo investigado por la justicia provincial.

No obstante, hasta el momento no se realizó ninguna denuncia sobre el hecho de violencia que habría sido protagonizado por unas 30 personas -presuntos integrantes de la barra brava del "Lobo" jujeño- contra integrantes del plantel profesional de Gimnasia, por lo que la investigación se hace de oficio por parte de la Seccional Primera de la Policía de la provincia, informaron a Télam fuentes judiciales.

Este episodio fue abordado en la reunión de la comisión directiva del club, que hoy repudió todo lo ocurrido. Los dirigentes adelantaron que van a colaborar en todo lo que requiera la justicia.

El viernes a las 22.30 un grupo de personas que se encontraba consumiendo bebidas alcohólicas ingresó al hotel Ohasis, en el centro de la capital jujeña y agredió física y verbalmente a los jugadores que formaban parte de la concentración esa anoche, entre ellos Milton Céliz, Maxilimiliano Cavallotti, Sergio Ojeda y Rodrigo Morales. Del hotel se robaron vinos finos, copas, tazas y otros utensilios de la barra del lugar.

Por otra parte, un comunicado que lleva la firma de los jugadores, señala que las amenazas por parte de estos sujetos fueron hechas al tiempo que exhibían armas blancas, y que además les sustrajeron indumentaria deportiva.

Después del incidente y conmovidos por el hecho, los jugadores decidieron abandonar las instalaciones del hotel "por nuestra seguridad y tranquilidad" y se presentaron el domingo en el estadio para jugar el partido contra Crucero del Norte, por la 23ra. fecha del torneo de la Primera B Nacional.

La victoria ante el equipo misionero por 2 a 0 -que cortó una racha negativa de cinco derrotas consecutivas- sirvió para calmar los ánimos entre los hinchas, muchos de los cuales no pudieron ingresar al estadio el domingo, ya que se dispuso un fuerte operativo de seguridad.

El fiscal de turno, Diego Cussel, habría solicitado las filmaciones que posee el hotel y lo que hayan registrado las cámaras de seguridad de la ciudad, de manera de poder identificar a los protagonistas del incidente.

El director técnico del "Lobo" jujeño, Fernando Gamboa, manifestó su preocupación por el episodio de violencia que vivieron en el hotel. “No la pasamos bien”, dijo a la prensa el entrenador, quien sostuvo que “no es culpa ni de los dirigentes, tampoco de los jugadores y menos del cuerpo técnico” lo ocurrido el sábado.