08/03/2017 msica

Lipn y Patagonia se reencuentran en "PachaMapu"

El jujeño Tomás Lipán y el chubutense Rubén Patagonia, dos hondas voces de la música ancestral de esta parte del mundo, recrearán un encuentro que los liga desde hace cuatro años para presentar una nueva reunión que bajo el nombre de “PachaMapu” los convocará este jueves y el 16 en la sala porteña del Torquato Tasso.

“El nombre actual de esta reunión es 'PachaMapu', expresión que fusiona las dos lenguas ancestrales de nuestros respectivos pueblos en un mismo concepto, en un modo de vida fundamental para nosotros, la Madretierra. Es el recorrido cultural que nos traza la memoria, la cultura, la identidad, siguiendo la cordillera de los Andes, que fue y es la columna vertebral de este territorio y la senda que eligieron nuestros pueblos para conocerse y reconocerse”, ponderó Patagonia durante una entrevista con Télam.


El músico de origen tehuelche, nacido hace 60 años en Comodoro Rivadavia bajo el nombre de Rubén Chauque, reúne en su música elementos de los pueblos originarios patagónicos con instrumentos actuales y, por ello, es capaz de actuar tanto en ámbitos nativos como en festivales de rock.

Lipán, que ayer cumplió 70 años y es una referencia del canto de la Quebrada de Humahuaca, fue por años el intérprete vocal en los proyectos musicales de Jaime Torres y desde 1985 registró una decena de álbumes donde lució la dulzura y el compromiso de su propuesta.

“Creo que nuestro canto y nuestra expresión musical suenan al son del sentimiento ancestral de las comunidades donde nos tocó nacer y vivir”, postuló a esta agencia el músico aimara cuyo verdadero nombre es Tomás Ríos.

Con el antecedente de “América parda”, el espectáculo que los juntó en 2013 por iniciativa de la gestora cultural Silvia Majul, Patagonia-Lipán se presentarán los jueves 9 y 16, siempre a las 21, en la sala sita en Defensa 1575.



El set de Patagonia lo animarán Jeremías Chauque (voz y guitarra), Elal Aiken Chauque (percusión), Kuaniep Chauque (voz y accesorios), Anselmo López (bajo y coro) y Fran Lanfre como músico invitado.

Mientras que a Lipán lo secundarán Hugo Cardona (segunda voz y charango), Oscar Merelez (tercera voz, guitarrón y bajo), Raúl de María (vientos), Guillermo Colqui (bombo) y María Arecco (coros y chajchas).

Télam: ¿Cómo definirían el encuentro que sostienen desde “América parda”?
Rubén Patagonia: Son momentos para reavivar los encuentros. Es necesario en tiempos donde la exacerbación de la individualidad es moneda corriente y nos va haciendo perder rumbos, comprender que la fuerza está en lo colectivo y desde ahí desandar la hermosa posibilidad de remontar vuelo como pueblo. Esto nace desde comprender el contexto, derribar distancias y fortalecernos como lo hacían los antiguos, desde las coincidencias.

Tomás Lipán: Lo de "América Parda" no fue casual. Fue la consecuencia de una raíz. Por eso este encuentro fue como si lo hubiéramos hecho siempre. Como un verdadero abrazo de hermanos.

T: Ambos trabajan con músicas de raíz que expresan problemáticas ancestrales, pero, aún así ¿los modifica el contexto social y político en el cual salen al escenario?
RP: La canción es un acto político, es parte del contexto en que vivimos y actuamos en consecuencia. Estamos muy comprometidos con el legado que le vamos a dejar a nuestros hijos e hijas, a los y las que vienen. Si no hay monte, semillas, abuelas sabias del campo y, en cambio, hay saqueo y contaminación, no habrá posibilidad de encontrar respuestas en la raíz, en los saberes antiguos que nos permitan comprender el presente, modificarlo y amasar juntos, un futuro más justo y fraterno.

TL: Particularmente a mí no me modifican los contextos. Salgo a cantar mis coplas y mis canciones que aprendí de mis mayores con todo el respeto y sabiduría que ello encierra. Es decir, brindando alegría y mucho amor.