08/03/2017 jornada

Mujeres “tech” contaron la variedad de tareas que realizan en el sector, donde son minoría

"Chicas Hacker" se llamó la jornada impulsada por la comunidad de voluntarios Google Developer Group (GDG), que se concretó en el Cultural San Martín, de la ciudad de Buenos Aires.

Programadoras, ingenieras en software, desarrolladoras, consultoras tecnológicas, arquitectas de sistemas, testers y líderes de proyectos son sólo algunas de las especialidades de las argentinas "tech" que se reunieron el fin de semana último en Buenos Aires para compartir experiencias e incentivar la participación femenina en el sector, como parte de las actividades por el Día de la Mujer.

"Chicas Hacker" se llamó la jornada impulsada por la comunidad de voluntarios Google Developer Group (GDG), que se concretó en el Cultural San Martín, donde frente a una audiencia mayoritariamente femenina, profesionales de la tecnología hablaron de la importancia de trabajar en comunidad, creando, porque "no se trata sólo de limpiar códigos de otras personas, tenemos que crear nuestros propios programas", resaltó Laura Morínigo.

Ella es la única mujer que, por ahora, integra el GDG, desde donde impulsa que sus pares se sumen a "Woman Tech Maker", una comunidad de Google que brinda apoyos a mujeres que quieren insertarse en tecnología.



"Sean curiosas, busquen lo que les apasiona, no se frenen", instó Morínigo a la audiencia que hacía preguntas y tomaba notas en sus tablets y celulares.

Desde la platea, las cabezas afirmaron cuando la joven recordó que cuando era estudiante de la Universidad Tecnológica Nacional, era la única mujer: "Me costó, había muchos prejuicios, pero estoy rompiendo el estereotipo de mujer nerd que debe vestirse de determinada manera y hacer sólo algunas cosas", dijo desde sus tacos altos.

A su turno, la licenciada en Sistemas Virginia Barros hizo su presentación "Ahora me ves", donde mostró a 60 argentinas del sector tecnológica, porque "somos pocas y además no nos visibilizan", explicó la profesional.

Sean curiosas, busquen lo que les apasiona, no se frenen


Laura Morínigo
Fotos de técnicas haciendo tareas artísticas o cotidianas, con una breve biografía profesional y con sus hobbies, desfilaron ante la pantalla "para mostrar a mujeres reales, que tenemos cerca, que viven de su trabajo en tecnología y disfrutan de otras actividades", destacó la también docente de la casa de estudios del sur del conurbano, donde se dicta ingeniería en Informática, un lugar "pensado para integrar a las mujeres, porque tenemos hasta jardín maternal para las alumnas".

También Carolina Hadad, creadora del grupo Chicas en Tecnología, con su habitual simpatía y transmitiendo su pasión por el mundo tech, repasó su experiencia profesional y compartió algunas ideas para que más mujeres se sumen, como los talleres para jóvenes, acompañadas con mentoras, que su organización impulsa a lo largo del año.

Para Consuelo López, trabajar en tecnología "no es sólo programar", y lo sabe ella que comenzó estudiando ingeniería en su Córdoba natal, luego se fue a vivir a Filipinas a desarrollar proyectos, siguió en Estados Unidos formando parte de un equipo de investigación para mejoras tecnológicas y de vuelta en Argentina, fue una de las protagonistas de la jornada "Chicas Hacker".

Repetir encuentros, intercambiar contactos, pensar juntas nuevos proyectos, fueron el broche de una tarde intensa, donde ellas, las mujeres tecnológicas, fueron las protagonistas.