06/03/2017 Justicia

Cristina Kirchner y sus hijos declararn esta semana por la causa Los Sauces

La ex presidenta, Máximo y Florencia, están acusados de cometer "designios criminales" durante una década en el expediente que lleva adelante el juez Bonadío.


La ex presidenta Cristina Kirchner y sus hijos Florencia y Máximo enfrentarán esta semana a la Justicia acusados de haber conformado con la sociedad "Los Sauces" un grupo delictivo que desarrolló "designios criminales" durante más de una década para beneficiarse con dinero de origen ilegal como pago por el "indebido otorgamiento" de obra pública, licencias para el juego y explotación de áreas de industria petrolera a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López.

Esta es la acusación que escucharon hasta ahora los acusados indagados por el juez federal Claudio Bonadío en las últimas dos semanas, en un desfile que abrió una nueva estrategia por parte de la familia Báez: los hijos hablaron y apuntaron a su padre Lázaro, detenido, y su relación con Néstor y Cristina Kirchner y el empresario se defendió distanciándose de la figura de la ex presidenta.


Florencia se presentará el lunes a las 9 en Comodoro Py 2002, en lo que será su primera visita a los tribunales como acusada en una causa penal pero con la tranquilidad que le dio un recurso de última hora presentado el viernes por su madre en su nombre para pedir su eximición de prisión, algo que le concedió el juez Bonadío.

Máximo Kirchner no necesitó de ninguna presentación judicial ya que como diputado nacional tiene fueros y no puede ser detenido.

Florencia a las 9 y Máximo a las 10 serán esperados el lunes con una batería de preguntas por parte del fiscal federal Carlos Rívolo, aunque todo indicaría que presentarán un escrito y optarán por no responder, asesorados por el abogado penal de la familia, Carlos Beraldi.


La ex presidenta está citada para el martes en una nueva visita a los tribunales federales de Retiro, que ya pisó varias veces como indagada en otras dos causas: la venta de dólar futuro en su gobierno y la adjudicación direccionada de obra pública a favor de Lázaro Báez en Santa Cruz. En ambos casos fue procesada.

Ahora deberá responder, al igual que sus hijos, por las acusaciones en torno a la sociedad Los Sauces, constituida por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner con el objetivo de dedicarse a la renta de inmuebles y que actualmente, como parte de la sucesión y por cesión de su madre, pertenece por partes iguales a Florencia y Máximo.

Para Bonadío esta sociedad fue en realidad una "organización que desarrolló designios criminales" hasta el 14 de diciembre de 2016, cuando él la intervino judicialmente, para "recibir dinero como ilegítima contraprestación por el indebido otorgamiento de la concesión de obra pública, licencias habilitantes para el juego y áreas de la industria petrolera" a empresarios que, como contrapartida, habrían alquilado a la sociedad con pagos que en realidad eran retornos.

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/470292