28/02/2017 natalidad

China analiza dar incentivos econmicos para que las familias tengan un segundo hijo

En un giro histórico y a casi cuatro décadas de haber introducido la política de un solo hijo, que anuló en 2015, el gobierno chino busca con la medida aumentar la tasa de natalidad en el país, que según estimaciones oficiales tendrá en los próximos 15 años la población más envejecida del mundo.

China buscará así proveer una ayuda económica a las familias ante la preocupación por el envejecimiento de sus ciudadanos, facilitado por la prolongada política de un solo hijo que incluía sanciones severas como multas y abortos forzados, según consignó la cadena CNN.

Las autoridades consideran "premios de nacimiento y subsidios" para los segundos hijo, aseguró Wang Peian, viceministra de la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar a la estatal China Daily.

Wang hizo el anuncio durante una reunión de la Academia China de Bienestar Social, impulsado por una encuesta realizada el año pasado que mostraba que el 60% de las familias eran reacias a tener un segundo hijo debido a restricciones financieras.

China anuló su política de un solo hijo en octubre de 2015, luego de haber introducido las restricciones en 1979, y aunque des
de 2016 las tasas de natalidad aumentaron, el gobierno está tratando de cumplir metas más altas a medida que la población envejece rápidamente y comienza a haber escasez de ciudadanos en edad laboral.

El país asiático alberga a 114 millones de personas mayores de 65 años y se espera que hasta 90 millones se jubilen en las próximas tres décadas, según cálculos oficiales.