27/02/2017 Sindicalismo

Dos de los tres titulares de la CGT relativizan una fractura, planteada por Moyano

Daer y Acuña, dos de los triunviros de la central obrera relativizaron una posible fractura planteada por el dirigente Pablo Moyano.



Dos de los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer y Carlos Acuña, relativizaron este lunes una fractura en la CGT e instaron a "preservar la unidad del movimiento obrero" ante la difusión de un comunicado del secretario adjunto de Camioneros y también dirigente cegetista, Pablo Moyano, donde plantea esa posibilidad para después de la movilización del 7 de marzo a raíz de controversias por la normalización de regionales del interior.

Consultado por Télam sobre el conflicto, Daer destacó que desde el Consejo Directivo de la CGT buscan "preservar la unidad del movimiento obrero, que costó mucho, y el gremio camionero es una pieza importante en la CGT".

Por su parte, Acuña en declaraciones a esta Agencia sostuvo que "en las mejores familias siempre hay discusiones, y ésta es una más de las discusiones que se dan dentro de la amplia familia del movimiento obrero", como una manera de quitarle dramatismo a las expresiones vertidas ayer por Pablo Moyano.

Ambos dirigentes coincidieron en confirmar que el miércoles se realizará un almuerzo del Consejo Directivo en la sede de la central obrera, al que fueron invitados los ex secretarios generales de las CGT Azopardo, Alsina y Azul y Blanca, Hugo Moyano, Antonio Caló y José Luis Barrionuevo.

Otra fuente gremial confió a Télam que "no hay nada fuera de lo común en esta comida, porque se viene repitiendo en los últimos tiempos desde la unificación y tiene como objetivo conversar sobre aspectos organizativos de la movilización del 7 de marzo".

Los voceros también relativizaron las versiones sobre que ese encuentro es para evitar una fractura de la central obrera, tras el comunicado del gremio camionero donde se informó que el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, definirá después de la movilización del 7 de marzo si continúa perteneciendo a la central obrera pese a las diferencias internas.

En el texto del comunicado camionero, Pablo Moyano manifestó "su malestar y deja en duda su futuro en la CGT para después de la movilización", frente a un documento que habría firmado el triunvirato ratificando que sólo la secretaría de Interior tiene injerencia en la normalización de regionales del interior del país.

Las diferencias de Moyano (h) son específicamente con el secretario de Interior de la CGT y dirigente metalúrgico, Francisco Gutiérrez, debido a que el camionero le recrimina al ex intendente de Quilmes haber municipalizado el servicio de recolección de residuos y pasar medio millar de trabajadores al gremio municipal.

La normalización de las delegaciones regionales iniciada poco después de la asunción del triunvirato, salvo esta controversia entre Moyano hijo y Gutiérrez, no generó mayores inconvenientes en todo el país, salvo algún caso aislado en alguna delegación bonaerense, según evaluaron las fuentes.

Existen delegaciones regionales que son conducidas por dirigentes de sanidad, garagistas, portuarios, UPCN, Uocra, textiles, comercio, encargados de edificios, municipales, y otras organizaciones sindicales como espectáculo público, Uatre e incluso gremios referenciados en la Corriente Federal de Trabajadores, tienen sus representantes.

Las fuentes consultadas estimaron que el almuerzo del miércoles, será la medida para saber hasta dónde llegan las diferencias que amenazan con la ruptura en la central obrera.

Los voceros sindicales confían en la posibilidad de que se pueda mantener la unidad y consideran que será importante para ello la presencia de los tres ex titulares de la CGT en el almuerzo, con quienes las autoridades actuales buscarán subsanar las diferencias.

Para acceder al cable de la noticia: https://cablera.telam.com.ar/cable/467790