27/02/2017 energía

Aseguran que en cuatro años habrá un nivel óptimo de calidad en el servicio eléctrico

El secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, aseguró que “año a año la gente va a percibir mejoras en la calidad” y agregó que “el balance es positivo” para el primer año de gestión.

El secretario de Energía Eléctrica, Alejandro Sruoga, aseguró hoy que en cuatro años la Argentina tendrá un “nivel óptimo” de calidad en su servicio eléctrico, acorde a los estándares internacionales, y subrayó que para lograrlo hay un control permanente del Estado sobre los resultados y las inversiones de las empresas.

“Tenemos un reglamento de calidad progresivo que va mejorando año a año en la prestación de la empresa y una tarifa previsible que es el ingreso actualizado por inflación”, destacó Sruoga a Télam, al tiempo que subrayó que “este ingreso les va permitir a las empresas mejorar la calidad, con un control de inversiones y de resultados”.

El funcionario aseguró que “año a año la gente va a percibir mejoras en la calidad”, y estimó que “en cuatro años vamos a tener un nivel óptimo de calidad que tiene que tener esta concesión de acuerdo con los índices internacionales”.

Señaló que “el balance es positivo” para el primer año de gestión, y puntualizó que se empezó “a cambiar un modelo, que llevó muchos años instalarlo, en el cual las responsabilidades estaban diluidas y el rol del Estado con el de los empresarios estaban muy mezclados”.

Afirmó que “las responsabilidades se diluían y los resultados eran muy pobres con el usuario final”.

En ese sentido, detalló la persistencia de “los cortes, la falta de oferta en los días críticos del verano y también del invierno, altos costos de gestión, y obras que no eran las más económicas ni las más eficientes”.

“Desde el inicio encaramos en las tres áreas, generación, transporte y distribución de la energía eléctrica, reformas conceptuales, de cambio de modelo, de cambio cultural”, aseguró Sruoga, quien indicó: “Lo que hicimos fue profundizar los controles sobre la empresa para que en el verano tuviéramos la mejor performance posible”.

Remarcó que “por eso, a partir de agosto, una vez que terminó el invierno, se profundizaron los controles para las reparaciones, se insistió con los acuerdos de las empresas con los sindicatos, para que no hubiera tensiones, y que se concluyeran las inversiones en curso”.

“Un paso fundamental fue normalizar la tarifa en febrero del año pasado, para que todos los ingresos que se les generaban por otras vías a la empresa se generaran por la tarifa, y la empresa gestionara sus recursos para lograr los objetivos que le estábamos pidiendo. Los resultados son los que se vieron este verano”, sostuvo el secretario.