27/02/2017 Reino Unido

Londres aspira a iniciar en marzo el cierre a los inmigrantes de la UE

Los nuevos inmigrantes a Gran Bretaña estarán sujetos a los nuevos requisitos, que incluyen un nuevo régimen de visado y una restricción sobre el acceso a los subsidios estatales.

La primera ministra británica Theresa May espera anunciar el fin de la libre circulación para los nuevos inmigrantes de la UE el mismo día en que activará el artículo 50, que inicia las negociaciones formales para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Según reveló este lunes el periódico Daily Telegraph, la primera ministra espera comunicar, después de que se invoque el artículo 50, que los ciudadanos de la UE que viajen al Reino Unido carezcan del derecho automático de quedarse permanentemente en el país.

La fecha que se está considerando el 15 de marzo, una vez que quede aprobada en el Parlamento la legislación que autorice a la primera ministra comunicar a los 27 que invoca el artículo 50, agregó el diario británico.

Los nuevos inmigrantes estarán sujetos a los nuevos requisitos que el país espera imponer tras su salida de la UE, que incluyen un nuevo régimen de visado y una restricción sobre el acceso a los subsidios estatales.

No obstante, el diario señala que May espera decir que los derechos de los comunitarios que llegaron al Reino Unido antes de la fecha de comunicación del Brexit estarán protegidos, siempre que la medida sea recíproca para los británicos que viven en otros países de la Unión.

El diputado conservador euroescéptico Iain Duncan Smith señaló al periódico que el anuncio mostrará que la primera ministra se hará cargo del control de las fronteras británicas, al tiempo que aclarará la situación para los 3,6 millones de comunitarios que viven en el Reino Unido.

El diario señala que puede haber un conflicto ya que la UE está a favor de que la fecha para limitar el libre movimiento sea en 2019, una vez que el Reino Unido deje el bloque comunitario.

Según el diario The Guardian, si el gobierno exigiera a todos los ciudadanos de la UE que soliciten la residencia, podría significar que 800.000 ciudadanos no tengan la certeza de si pueden permanecer en el Reino Unido tras el el Brexit.

En los dos últimos trimestres de 2016, más de 800 ciudadanos de la UE tuvieron sus solicitudes de residencia permanente rechazadas con otros 5.500 declarados inválidos, un índice de rechazo de alrededor del 28%, según un análisis de los demócratas liberales. 

Para calificar, los ciudadanos de la UE necesitan cinco años de residencia continua en el Reino Unido.

En tanto, los laboristas en la Cámara de los Lores confían en que el gobierno haga concesiones en última instancia en el proyecto de ley del artículo 50 que será debatido esta semana.

Según cita una fuente a The Guardian, un parlamentario laborista dijo que había al menos un 50% de posibilidades de que sus pares conservadores voten una enmienda para garantizar los derechos de los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido.

Para acceder al cable de la noticia: https://cablera.telam.com.ar/cable/467686