24/02/2017 recital

Cat Power: genial, raramente distante y apagada

La cantautora indie estadounidense confirmó anoche su genialidad como vocalista, pero esta vez la multitud que convocó en Niceto Club de Palermo se retiró casi en silencio y con indisimulada decepción por lo fría, distante y desangelada que resultó su actuación en solitario.

Por Adrin Villegas

En su quinta presentación en nuestro país, más que un show, recital o concierto, pareció tratarse de una mera presentación de compromiso, bastante improvisada y a las apuradas, en la que la bella Charlyn Marie Marshall, tal su nombre real, presentó un repertorio de apenas 13 canciones durante poco menos de una hora y media, basado en el nuevo disco que saldrá casi seguramente a finales de est e año.

Se trató de temas mayoritariamente largos, algunos en exceso, aún no del todo elaborados, lentos, con alguna mezcla de grunge y soul y una clara impronta autoreferencial en sus letras, que los más de mil espectadores que llenaron el lugar en una noche de calor insoportable recibieron con cierta abulia e indiferencia.

Muestra de ello fue que no se registró ni una sola ovación en toda la noche y hasta hubo silencio casi sepulcral en el epílogo de varias canciones, a excepción de un par de clásicos de celebrados álbumes como “Moon Pix” y “The Greatest” que al menos provocaron sonoros y muy merecidos aplausos.

Chan, como más gusta que le llamen, apareció en escena a las 21.50, con un llamativo y lindísimo vestido largo de seda, bien vintage y ochentoso, por fin el cabello lacio nuevamente largo y suelto y desprovista de calzado, lo que dejó ver unos pies realmente perfectos, como de Cenicienta.

Si bien la falta de una banda opacó el espectáculo y le jugó claramente en contra, es justo señalar que su performance tanto con guitarra como en piano resultó impecable, de una calidad interpretativa excelsa.

Mucho se habló y escribió sobre la dura historia que enmarcó los 45 años de vida de la artista, con momentos sumamente dramáticos que incluyeron varias internaciones psiquiátricas a causa de depresión y adicción al alcohol y las drogas, e incluso un intento de suicidio en 2006 por sobredosis de su calmante favorito, el Xanax, una benzodiazepina a base de Alprazolam.


Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/466642
etiquetas