22/02/2017 Brasil

El canciller Serra renunció por problemas de salud y vuelve al Senado

El canciller brasileño, José Serra, renunció hoy al cargo por problemas de salud, según una carta de dimisión enviada al presidente Michel Temer divulgada esta noche.



Serra, de 74 años, volverá a su banca de senador por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de la que había pedido licencia para asumir el Ministerio de Relaciones Exteriores en mayo, como parte del gabinete de Temer y tras la suspensión de Dilma Rousseff de la jefatura del Estado.

El ministro dijo que informa "con tristeza" su decisión de dejar el cargo debido a "problemas de salud" que le impiden "mantener el ritmo de viajes internacionales".

En diciembre Serra se sometió a una operación en la columna y según contó en la carta los médicos le pidieron cuatro meses para recuperar un estado de salud adecuado para ejercer la función de jefe de la diplomacia.

El dirigente prometió seguir apoyando desde su banca del PSDB al gobierno de Temer.

"Honraré mi mandato de senador trabajando por la aprobación de proyectos que busquen la recuperación de la economía, el desarrollo social y la consolidación democrática de Brasil", concluye la carta de renuncia.

Durante su gestión, Serra enfrentó problemas diplomáticos con países que no reconocen al gobierno de Temer y consideran que la destitución de Rousseff fue un "golpe", razón por la cual retiraron embajadores y otros diplomáticos los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Cuba y Nicaragua.

Serra fue el encargado de enfrentar las voces internacionales que hablaban de golpe.

El dirigente del PSDB, exiliado durante la dictadura que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, fue candidato presidencial en 2002 y 2010, derrotado respectivamente por Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores.

También fue alcalde de San Pablo y gobernador del estado paulista, además de haber sido ministro de Salud y de Planificación del gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002).

Si bien no se anunció reemplazante, desde el gobierno se estima que Temer mantenga la cancillería bajo el ala del PSDB.

Un candidato que se menciona es el senador Aloysio Nunes Ferreira, líder del gobierno en la Cámara alta y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores y Defensa.

En medio del escándalo de la Operación Lava Jato, el canciller Serra había sido denunciado, según el diario Folha de S. Paulo, por haber recibido para su campaña electoral en 2010 unos 7 millones de dólares en una cuenta suiza de un operador de su partido por parte de la constructora Odebrecht.