17/02/2017 Ciudad de Buenos Aires

Despus de Time Warp, vuelven las fiestas electrnicas

Nueve meses después de la tragedia en la que cinco jóvenes murieron por sobredosis de éxtasis, esta noche volverá a realizarse una fiesta electrónica en la ciudad de Buenos Aires, la primera que se organiza desde que entró en vigencia la nueva ley que regula los espectáculos de estas características.

Esta vez, será también en la Costanera pero en el estadio Mandarine Park del complejo Punta Carrasco --a pocas cuadras donde se realizó Time Warp-- donde hoy y mañana se presentarán los DJ Dash Berlin, Eelke Kleijn, Guy J. y Digweed.

Pero para que las ocho mil personas que, se espera, puedan participar en cada una de las jornadas, los organizadores tuvieron que contar antes con la aprobación de la Agencia Gubernamental de la Ciudad (AGC) y montar un operativo de control del que participarán efectivos de la Prefectura Naval y de Drogas Peligrosas de la policía de la Ciudad, a los que se sumarán unos 40 vigiladores privados.

Según informaron en la AGC, también habrá controles de tránsito y alcoholemia y el SAME dispondrá seis ambulancias de alta complejidad con doce médicos y seis paramédicos, mientras que la Cruz Roja aportará a 16 socorristas.

Alrededor de las 17, los inspectores de la AGC realizarán el último control antes de que se permita el ingreso del público aunque las inspecciones continuarán hasta las 7 de la mañana, hora prevista para el cierre.

La fiesta será la primera que se realiza desde que en enero último entró en vigencia la nueva ley que regula los eventos masivos en la Ciudad y que, entre otras cosas, establece el "acceso fácil, gratuito y seguro al agua potable" de los asistentes, y obliga a los organizadores a contar con un servicio médico, socorristas y baños adecuados.

También será la primera fiesta electrónica después de Time Warp, cuando el 8 de abril del año pasado cinco jóvenes murieron por consumir un cóctel de metanfetamina en Costa Salguero. Desde entonces, las fiestas electrónicas fueron prohibidas aunque se organizaron fiestas clandestinas en el Gran Buenos Aires.

Por las muertes en Time Warp están procesados y esperan el juicio oral el abogado Víctor Stinfale y su socio Walter Santángelo, presidente de Energy Group, el titular de Dell Producciones, Adrián Conci, los apoderados Carlos Garat y Maximiliano Ávila, el responsable de los accesos, Carlos "Chino" Penise, el presidente de Multiticket, Facundo González, y el llamado "rey de la electrónica", Martín Gontad.

Todos ellos están acusados por "facilitación del lugar para la comercialización de estupefacientes, agravado en concurso ideal con el delito de homicidio culposo y lesiones graves culposas".

Dash Berlin, un DJ holandés, tenía previsto tocar ocho días después de aquella fiesta. Por eso, cuando en diciembre se anunció su regreso, sus seguidores estallaron en las redes sociales.

"Estoy listo para esta noche", escribió en su cuenta de Twitter junto a una foto en la que se lo ve con un enorme corazón que dice "gracias Argentina".

Con entradas agotadas a 720 pesos, mañana será el turno de Eelke Kleijn, Guy J. y Digweed. Las de hoy, en cambio, esta tarde todavía se conseguían a 600 pesos.

Según consigna la Ley 5.641, cuando el evento tenga de 5 a 10.000 asistentes, la AGC dispondrá de seis inspectores y cuando se superen esa cifra, se agregará un inspector por cada cinco mil

Además, deben funcionar puestos de hidratación gratuitos toda la noche, tener promotores de salud en la puerta y otorgar información sobre los riesgos del consumo de drogas y alcohol.

"En cuanto a la habilitación oficial, la seguridad privada está aprobada por el Ministerio de Justicia, los promotores de salud tuvieron que realizar un curso de la Cruz Roja, y deben estar aprobados por ese organismo y el SAME", aclararon desde la AGC.

En tanto, el ministerio porteño de Justicia y Seguridad, confirmó que la policía de la Ciudad realizará un operativo de control.