17/02/2017 negocios

Llegan empresarios alemanes bajo el eslogan "Argentina se prepara para volver a crecer"

Un grupo de empresarios alemanes arribará a Buenos Aires durante el mes de mayo próximo en una delegación que ya se organiza bajo la consigna "Argentina se prepara para volver a crecer", mientras la agencia germana de promoción de las exportaciones (GTAI) destaca los rubros en los que aún pueden crecer las inversiones extranjeras directas.

Por Guillermo Atlas

La GTAI (Germany Trade & Invest) reportó en su último informe que en el comercio bilateral entre este país y la Argentina el estado germano exportó por 2.700 millones de euros e importó por 1.500 millones de la misma moneda (un total cercano a los u$s 4.500 millones) , y enumeró los principales rubros en los que las empresas alemanas pueden profundizar sus inversiones en nuestro país.

Al respecto, la GTAI destacó como los rubros más destacados "seguridad vial, infraestructura, energías renovables, digitalización, minería, etc".

En esta línea instituciones como el KFW Ipex-Bank, banco especializado en la financiación de proyectos internacionales y de exportaciones del grupo KFW (Kreditanstalt für Wiederaufbau -Banco Alemán para la Reconstrucción y el Desarrollo-) estén interesados en Argentina.

El director y jefe de grupo de "energías renovables", Peter Schaefer aseguró que su entidad financia proyectos de energía eólica en todo el mundo y "Argentina se encuadra muy bien en nuestros planes".

Para estas operaciones se puede contar con reaseguros crediticios de Euler Hermes, una empresa aseguradora que en un voto manifiesto de confianza hacia la economía argentina amplió la cobertura para el sector privado alemán instalado en nuestro país.

Los protagonistas económicos y financieros principales de la plaza financiera de Frankfurt, del Meno, y de otras regiones germanas tradicionalmente ligadas a negocios con Argentina, muestran un cauteloso optimismo que no se circunscribe sólo al sector de energías renovables.

Por ejemplo, en noviembre último, se organizó un seminario sobre economía argentina en la sede de la Cámara de Industria y Comercio de Frankfurt (IHK) de la que participaron unas 50 empresas alemanas de primera línea, bancos privados y gubernamentales, agencias estatales de promoción económica y estudios jurídicos, entre otros.

En esa ocasión el "Regional Manager" de Lateinamerika Verein e.v., una importante red y plataforma de información para las empresas alemanas con intereses comerciales en América Latina, Simon P. Balzert, presentó al mercado argentino con datos macroeconómicos alentadores y se mostró esperanzado respecto de su futuro inmediato.

Johannes Ruwwe, responsable de Technical Marketing de la empresa Evonik Performance Materials GmbH, líder internacional en productos químicos especiales -con una planta ya establecida en Puerto General San Martin- aseguró que en Argentina existe un gran potencial y aconsejó sondear el panorama y aprovechar oportunidades.

Asimismo, la página web del Instituto de Promoción Económica de uno de los estados más ricos de Alemania, Baden Wurttemberg (donde se asientan compañías como Daimler, Porsche, Robert Bosch y SAP) corroboró esa tendencia.
En ella se anunció un seminario para el 22 de marzo próximo en Stuttgart como introducción al viaje de una delegación de empresarios alemanes de la región para el mes de mayo de este año a la Argentina, con el sugestivo título "Argentina se prepara para volver a crecer".

Sin embargo, y pese a estos síntomas alentadores, otros observadores no niegan las dificultades existentes en el país.
La página del Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, en una sección sobre Argentina reportó, por ejemplo, que "la inflación heredada de la era Kirchner continúa a alto nivel".

Sin embargo, aclaró que "los analistas pronostican para 2017 un crecimiento del PBI del 3,5%, impulsado por inversiones directas extranjeras y por la reactivación del consumo".

"La confianza de los actores económicos alemanes hacia Argentina creció significativamente con el cambio de gobierno, pero la actitud es aún reservada a la hora de invertir", explicó Balzert ante una consulta realizada por Télam y agregó que "los alemanes son siempre algo rezagados a la hora de iniciar un negocio, pero cuando se deciden, se quedan".

Además, observó que "las dudas persisten debido a las tradicionales oscilaciones de las condiciones marco y a la persistente inflación".

Sin embargo, aún resuenan las palabras del ex ministro de Economía alemán (ahora a cargo de Relaciones Exteriores), Sigmar Gabriel, cuando en su visita a la Argentina en ocasión del Foro de Inversión y Negocios, de septiembre último en Buenos Aires, destacó que resulta "impresionante lo que se ha hecho en tan poco tiempo para atraer la atención de los inversores sobre de las posibilidades de cooperación económica con la República Argentina".