15/02/2017 Myanmar

Revelan que un militar contrat al sicario que asesin al asesor musulmn birmano

El 29 de enero se conoció la noticia que Ko Ni, un destacado abogado de la minoría musulmana del gobierno birmano, fue asesinado en el aeropuerto de Rangún.

El principal asesor sobre minorías musulmanas del gobierno de la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, asesinado hace dos semanas, fue ultimado "por un sicario contratado por un militar" de alto rango, según reveló este miércoles la oficina de la presidencia de Myanmar. 

El 29 de enero pasado se conoció la noticia que Ko Ni, un destacado abogado de la minoría musulmana del gobierno birmano, fue asesinado a plena luz del día en el aeropuerto de Rangún, cuando regresaba luego de participar en una reunión en Indonesia en la que se abordó la crisis provocada por la nueva ola de violencia que afecta a la minoría Rohingya.

Recién este miércoles, el gobierno dio a conocer en un comunicado oficial que el asesino del abogado fue un un sicario contratado por el teniente coronel Aung Win Khaing, de quien aún se desconoce su paradero. 

Según la información oficial, el militar pagó unos 73.000 dólares a su hermano Zaw para que, a su vez, contrate al asesino identificado como Kyi Lin, de 54 años, que mató al abogado con dos tiros en la cabeza a corta distancia y por la espalda, y después asesinó al taxista que lo transportaba, replicó la agencia de noticias EFE. 

El sicario, detenido el mismo 29 de enero, confesó que había sido contratado por una persona que en diciembre le ofreció un auto por el trabajo de matar a un musulmán.

Con este dato, el 30 de enero fue detenido el hermano del teniente coronel que había tenido la misión de contratar al sicario, pero aún siguen tras la pista militar Khaing, quien, según la investigación policial, estaba en el aeropuerto el día del asesinato.



La relatora especial para los derechos humanos de Naciones Unidas en Myanmar, Yanghee Lee, condenó la muerte y aseguró que se trata de "otro ejemplo chocante de la represión que sufren los que alzan la voz en favor de los derechos humanos" en ese país.

Myanmar estuvo gobernada por militares desde el golpe de Estado del general Ne Win, en 1962 hasta 2011, cuando comenzó un periodo de transición que permitió al movimiento democrático dirigido por Suu Kyi ganar las elecciones de 2015 y formar gobierno al año siguiente.

A pesar del cambio, las Fuerzas Armadas birmanas mantienen el control de los ministerios de Defensa, Interior y Asuntos Fronterizos y un 25% de los escaños en los cuerpos legislativos, entre otros privilegios que contempla la constitución de 2008.

Ko Ni había sido uno de los principales defensores del cambio de la constitución birmana que mantiene la transición democrática bajo la tutela de la antigua junta militar y que limita la capacidad de acción del gobierno de Suu Kyi.

También en junio pasado había creado la Asociación de Abogados Musulmanes en el país, tras denunciar que esta comunidad era discriminada de forma sistemática. 

Hace varios meses, organizaciones de Derechos Humanos como Human Rights Watch alertaron el acoso y las amenazas que sufre la minoría musulmana de esta nación como reflejo de un "creciente ultra nacionalismo".