13/02/2017 AFI

Parrilli ampli la denuncia por la filtracin de sus llamadas con Cristina Kirchner

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia definió la difusión de los audios como "el escándalo de espionaje político más espectacular de la historia democrática argentina".

Oscar Parrilli amplió hoy su denuncia por la filtración de las escuchas de sus diálogos con la ex presidenta Cristina Kirchner, hecho que definió como "el escándalo de espionaje político más espectacular de la historia democrática argentina".

El ex funcionario kirchnerista envió un escrito a los tribunales federales de Retiro en el que pidió que se investigue el origen de distintas escuchas que trascendieron en algunos medios cuyas fechas no corresponderían con las captaciones autorizadas por el juez Ariel Lijo.

La presentación judicial fue realizada por Roberto Boico, abogado de Parrilli, ante el juzgado a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, el magistrado en el que recayeron las denuncias para que se investigue la filtración de los audios.

En la ampliación de su denuncia, el dirigente kirchnerista se refirió a las transcripciones de distintas escuchas que se dieron a conocer a través del canal de noticias TN y del portal Infobae que se habrían producido en abril y mayo.

En los diálogos difundidos por los medios citados en la denuncia, Parrilli hablaba con la ex presidenta; con el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray; y el ex número dos de la AFI Juan Martín Mena.

En el escrito al que tuvo acceso esta agencia, Parrilli responsabilizó por la nueva filtración al titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti; a los camaristas a cargo de la oficina de captaciones judiciales Martín Irurzun y Javier Leal de Ibarra; al secretario de esa oficina Tomás Rodríguez Ponte, y a las autoridades de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

"No me caben dudas que el servicio de inteligencia es un eslabón clave en toda esta urdida maniobra de escuchas y espionaje político, tal como ocurrió también en el primer tramo de esta historia, las provenientes de la causa 481/16", a cargo del juez Lijo, sostuvo Parrilli.

El ex titular de la AFI propuso que el juez Canicoba Corral disponga una serie de medidas de prueba entre las que solicitó "el allanamiento de las oficinas" de la DICOM, dirección a cargo de las escuchas judiciales que depende de la Corte Suprema.

Esta tarde, la AFI emitió un comunicado con el que salió a despegarse de la filtración de las conversaciones privadas de quienes fueran dos de los máximos exponentes del gobierno anterior.

"Este organismo se ve en la obligación de volver a negar terminantemente cualquier participación en forma directa e indirecta en su difusión pública. Por tal motivo, la Agencia rechaza nuevamente y de forma rotunda las falsas imputaciones que se han formulado en tal sentido", sostuvieron desde la AFI.

"Las autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia han desarrollado las tareas propias de sus misiones y funciones, así como aquellas encomendadas por las autoridades judiciales, observando en todos los casos la debida custodia, resguardo, reserva y confidencialidad que las citadas normas establecen", aseguraron.