08/02/2017 España

El ex director del FMI Rodrigo Rato habría defraudado al fisco por € 6,8 millones

Rodrigo Rato está imputado por delitos de blanqueo, fraude fiscal, corrupción entre particulares y administración desleal, durante su paso por la institución entre 2004 y 2015.

La cifra surge de un informe de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) que reveló la prensa española.

Dos años después de su fugaz arresto en el marco de esta causa en la que se investiga el origen de su patrimonio, los agentes anti fraude cifraron las rentas no declaradas por Rato en 14 millones de euros entre 2004 y 2015, los años bajo investigación.

En ese período, las cuotas de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, equivalente a ganancias) que debía haber pagado ex político del Partido Popular (PP) es de unos 6,8 millones de euros, importe que supera los 120.000 euros de límite para el delito fiscal.

Entre 2009 y 2015, los años no prescritos, “las cuotas ascienden a un importe cercano a los 5,4 millones”, precisa el diario El País, que tuvo acceso al informe de la ONIF, órgano dependiente de la Agencia Tributaria española.

El ex vicepresidente económico del gobierno del conservador José María Aznar fue arrestado durante unas horas por 2015, convirtiéndose en el primer banquero de peso en España en caer en manos de la Justicia en relación con la gestión de entidades financieras, que tuvieren un papel clave en la última gran crisis que afrontó el país.

Rato está imputado por delitos de blanqueo, fraude fiscal, corrupción entre particulares y administración desleal.

La investigación busca determinar el origen de su fortuna y esclarecer pagos, préstamos y negocios sospechosos que Rato hizo a través de un entramado familiar en el extranjero mientras presidía Bankia, entidad que fue rescatada por el gobierno del actual presidente Mariano Rajoy en 2012 para evitar su quiebra.

En septiembre de 2016, el ex político se sentó por primera en el banquillo de los acusados para ser juzgado por el caso de las "tarjetas black" de Bankia, el escándalo del uso de tarjetas de crédito opacas al fisco que permitió el vaciamiento de 15 millones de euros de la entidad bancaria y su predecesora, Caja Madrid.

El nombre del otrora hombre fuerte del PP, que presidió el FMI entre 2004 y 2007, apareció en la investigación de los "Papeles de Panamá", la filtración masiva de documentos del estudio de abogados panameño Mossack Fonseca que reveló la identidad de numerosas personalidad del mundo de la política, el deporte y el espectáculo con empresas en paraísos fiscales.

De acuerdo con el informe de la ONIF, las sociedades panameñas Red Rose Limited y Westcastle, la británica Vivaway y la española Kradonara, "han sido utilizadas para la ocultación de rentas que escaparon al control fiscal y cuyo beneficiario efectivo fue Rato".