31/01/2017 Justicia

El director de Migraciones afirm que se evala crear un fuero migratorio, que pueden ser secretaras ad hoc en los juzgados

El director nacional de Migraciones, Horacio García, afirmó hoy que el gobierno nacional trabaja en un proyecto de ley para crear un fuero especializado en el ámbito de la Justicia, porque el país "necesita jueces y fiscales que se dediquen a la cuestión migratoria para lograr agilidad", mientras fuentes del Ministerio de Justicia precisaron que se analiza crear secretarías especiales dentro de los actuales juzgados.

"Es una idea que le pareció interesante al gobierno", sostuvo el funcionario y agregó: "necesitamos jueces y fiscales que se dediquen a la cuestión migratoria para lograr agilidad. Los magistrados del fuero contencioso administrativo tienen una gran cantidad de tareas que hacen muy pesada la carga".

"En muchos lugares del mundo", existen los fueros especializados en temas migratorios, señaló durante una entrevista en radio Mitre, ante una consulta sobre las versiones periodísticas sobre la posibilidad de que el Poder Ejecutivo avance con un proyecto de ley tendiente a crear un fuero especializado en cuestiones migratorias.

No obstante, fuentes del Ministerio de Justicia consultadas por Télam a partir de esa declaración precisaron que la idea en gestación no apunta a crear un nuevo fuero, sino que, en reuniones que se hacen por estas horas, se concluyó en que es más efectivo y expeditivo que la Corte Suprema o las Cámaras de los fueros creen secretarías especiales para el tema migratorio dentro de los juzgados ya existentes.

Por otro lado, en relación a las modificaciones a la Ley de Migraciones dispuestas a través del Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, García insistió en subrayar que están vinculadas "a la seguridad y no a la política migratoria".

"El decreto se vincula con la seguridad y no con la política migratoria, que es el cúmulo de garantías que se les ofrecen a los extranjeros", afirmó García.

En ese marco, subrayó que el gobierno es receptivo al ingreso de extranjeros a la Argentina y precisó: "En 2016, el gobierno de Mauricio Macri radicó en la Argentina a 215.000 personas. Somos el país de América del Sur que más personas radica. Esto nos da autoridad moral".

Además, aclaró que la Ley N° 25.871 ya establecía la prohibición de ingresos de "personas condenadas por procesos graves", pero resaltó que se carecía de "información genuina en el país" y de "organizaciones internacionales, como Interpol", con la que destacó la cooperación que se estableció en ese sentido "desde hace dos meses", por la que el país cuenta con "información de los 164 millones de restricciones en el mundo" de Interpol.

García subrayó que el sistema de Información Anticipada de Pasajeros permitirá que "apenas las empresas cierren sus viajes a la Argentina, y el avión esté a punto de despegar", las autoridades nacionales van a "recibir el listado de pasajeros", lo que permitirá cruzar los datos de las bases nacionales con los de Interpol y los países con los que la Argentina tiene convenios.

Entre otros puntos, el decreto que modifica la ley de migraciones establece las categorías de "residente permanente", "residente temporario", o "residente transitorio"; y dispone que mientras estas se tramitan podrá obtenerse la "residencia precaria", revocable cuando se desnaturalicen los motivos de su otorgamiento.

Además, la norma define qué causas impedirían el ingreso y permanencia de extranjeros en el país y enumera entre ellas el presentar documentos falsos, tener una prohibición de ingreso; haber sido condenado o estar cumpliendo condena, o tener antecedentes o condena no firme en el país o el exterior por delitos que merezcan la privación de la libertad en la legislación argentina; haber tenido condena o antecedentes por delitos de tráfico de armas, personas o estupefacientes; o tener antecedentes de haber participado en genocidio, o en delitos de corrupción.

"El proceso que se propone a través del decreto es muy ágil y, conjugado con la información que hoy tenemos en los ingresos al país, me parece que va a ser una herramienta interesante para disuadir a los que vienen a delinquir,y para abrir las puertas para los que vienen a producir", definió García.