26/01/2017 Buenos Aires

Un incendio destruy el altar de la catedral de San Nicols

La catedral de la ciudad bonaerense de San Nicolás de los Arroyos se incendió hoy poco después de las 15, en un incidente que voceros de Bomberos Voluntarios calificaron de "muy importante" y que logró ser controlado dos horas después por seis dotaciones, sin víctimas.

Por Luciano Couso

La catedral de la ciudad bonaerense de San Nicolás de los Arroyos, una de las más antiguas de Argentina, se incendió en un incidente que logró ser controlado dos horas después por seis dotaciones de Bomberos Voluntarios, tras la destrucción total del altar mayor y otras pérdidas materiales que serán reparadas, afirmó el intendente Ismael Pasaglia.

"Un foco de incendio provocó el daño total del altar mayor y de la zona del coro y donde está el órgano", lugares donde la destrucción fue "total", dijo Pasaglia en diálogo con Télam.
El Intendente informó que el incendio "se apagó en un corto plazo y ahora está todo perimetrado por la posibilidad de un derrumbe".

Respecto a una hipótesis sobre la causa del siniestro, Pasaglia expresó que "es muy difícil decir".
"En el establo, donde se originó el incendio, la parte eléctrica la habíamos hecho nueva el año pasado y eran lámparas led", aunque no hay que descartar ninguna hipótesis y lo que sucedió lo dirán los peritos, consideró.

La catedral sufrió un incendio anterior, cuando resultó quemada debido a la explosión de un arsenal aledaño al templo, en 1852.

El edificio actual de la catedral comenzó a ser construido en en 1855 y se inauguró en 1884.



"Estamos muy apenados: se ha perdido no sólo el altar mayor y el coro, sino piezas históricas como la imagen de San Nicolás de Bari, que tenía aproximadamente 200 años. Todo lo material lo vamos a reparar", anticipó el Intendente.

Los bomberos estimaron que el fuego se habría iniciado debido a un desperfecto técnico en el sector donde está el órgano, lo que provocó que se incendiara toda el área del altar de la Catedral, ubicada en pleno centro de esa ciudad del norte bonaerense.

En el operativo trabajaron cinco dotaciones de San Nicolás y una de la localidad santafesina de Villa Constitución.

El comisario mayor Dante Paolini, jefe departamental de San Nicolás, comentó a Télam que "hubo un llamado, vienen los bomberos y el foco estaba iniciado", así que las causales del siniestro "van a tener que pasar por el tamiz de las pericias".

"Entendemos que no había gente a esa hora", dijo Paolini, quien informó que la investigación está a cargo del fiscal Julio Tanus.

A partir de mañana, "van a empezar a trabajar piedrita por piedrita los peritos de Policía Científica junto con los de Bomberos, sin descartar que, eventualmente, en caso de que las causas no queden absolutamente claras, intervengan peritos de La Plata especialistas en incendios".

"La nave está incendiada, parte de algunos bancos, cosas muy antiguas, es una de las iglesias más antiguas del país y muy cercana al afecto del pueblo nicoleño, es el lugar más sentido", lamentó Paolini.

El comisario balanceó que "hay cosas que se perdieron que no se van a poder recuperar"; no obstante, "no hay vecinos heridos, no hay turistas heridos, no hay personal de bomberos herido".

El flamante obispo de San Nicolás, monseñor Hugo Santiago, indicó a Télam: "Por lo que me dicen, se produjo un foco de incendio en el altar de madera y el otro en el coro, en los dos lugares había mucha madera".

"Parece que ahí estuvieron los focos, es donde está más quemado. Lo que aparentemente ocurre es que el fuego corre por arriba, por el techo, y podría haber empezado en el retablo y correr por arriba" hasta llegar al coro.

El obispo detalló que "se perdió todo lo que era el altar; el retablo, que es donde están los santos, muy antiguo y de madera, donde está San Nicolás, que es el patrono de la ciudad. También se quemó el órgano, que era muy antiguo y tiene un valor histórico".

Santiago advirtió que "se está rajando el techo, da mucha pena ver esto así, es la casa de Dios, y estaba muy linda, muy bien arreglada".

"¡Gracias a Dios no hay víctimas humanas! La catedral estaba abierta. Da mucha pena por la catedral misma y porque había cosas históricas, por ejemplo la imagen de San Nicolás, que era muy antigua. Son cosas valiosas que desaparecen", lamentó el obispo, que fue informado del incendio cuando estaba en Arrefices y regresó a la catedral.

A la obra, "obviamente que hay que reconstruirla: eso está claro, pero lo que no sabemos es el grado de restauración que habrá que hacer", dijo el obispo, compartiendo el pesar que mostraban vecinas nicoleñas que se acercaron al lugar.



etiquetas