24/01/2017 CABA

“Rodeados”, una lúdica muestra que se inaugura en Recoleta

En un trabajo colaborativo, artistas, curadores y galeristas desarrollando un mismo proyecto a la par, es decir obra, guión, montaje, material gráfico, en "Rodeados", la muestra instalada en las galerí­as Miranda Bosch.

Por Dolores Pruneda Paz

Con el trabajo colaborativo como eje, es decir artistas, curadores y galeristas desarrollando un mismo proyecto a la par (obra, guión, montaje, material gráfico) se inaugurará el jueves próximo "Rodeados", una muestra instalada en las galerí­as Miranda Bosch y Cecilia Caballero, del barrio porteño de Recoleta, con "misiones" para los visitantes, que podrán llevar a la calle la acción artística y llegar al ciberespacio.

Los generadores de esta experiencia son Santiago Bengolea en el rol de curador, las galeristas Eleonora Molina y Cecilia Caballero y los artistas Sofí­a Durrieu y Gaspar Acebo, quienes bucearon en tres cuestiones: el proceso creativo colectivo (correr individualidades en pos de un fin común); el corrimiento de lí­mites (el proyecto se piensa sobre un único compuesto por dos galerí­as, sus alrededores e internet); y el oficio manual (cada pieza -joyas, prendas de vestir, artefactos y objetos- fue creada artesanalmente).

Montada en las galerí­as porteñas de Montevideo 1723 y Montevideo 1720, respectivamente, la muestra estará compuesta por unas 15 obras que se completan puertas afuera de cada edificio, con misiones pensadas a partir del contexto geográfico-urbano; las cuales, como una suerte de búsqueda del tesoro o carrera de ingenio, invitarán a los visitantes a realizar distintas acciones.
Esas misiones se leerán en fichas que acompañarán cada obra. Habrá un anillo dorado, por ejemplo, acompañado por una ficha que invite a usarlo dejando un bien propio de rehén y a seguir las instrucciones hasta una grieta en la fachada del Ministerio de Cultura de la Nación, ubicado en Alvear y Rodrí­guez Peña. 

Allí­ una señalización indicará dónde incrustar el anillo para completar el muro faltante. La obra estará terminada una vez que el participante documente el proceso sacando una foto con celular y subiéndola a la página de Facebook de "Rodeados"(https://www.facebook.com/rodeados.abdcm?fref=ts) .

Las fichas son tramposas, también propondrán prendas como calzarse alguna extravagante prenda diseñada para la ocasión y salir a dar una vuelta, o animarse con las bolsas de papas que penden de un gancho y colgarlas en la fachada de algún otro edificio de la zona, anticipó Bengolea en diálogo con Télam.

Los autores de la experiencia no habí­an trabajado juntos antes, por lo que la propuesta del curador les significó "correrse del propio eje, aportar mano de obra e ideas para dar forma a una obra en común y afinar la receptividad para conocerse o decodificarse entre ellos", asegura durante un alto en los preparativos de esta experiencia artística. 

"Creo que el mundo no se hace en solitario, todos podemos sumar un poquito. Es difí­cil porque hay que permear las templanzas y llegar hasta un punto, pero es muy interesante cuestionar la verticalidad. Si bien en los encadenados de las instituciones existen roles, fundirlos hace que el grupo pueda participar mancomunadamente de la instancia creativa del proyecto", explica. 

Ese trajinar de manera horizontal tiene que ver con "trabajar todos en un mismo valor -añade Bengolea-. Sin las colaboraciones de cada componente no hay proyecto terminado, tiene que ver con pensar el quehacer como Internet, donde más allá de los algoritmos todos tienen acceso a una misma información a un mismo tiempo y pueden construir en simultáneo, donde cada uno hace su aporte para un fin común". 

"Rodeados", finalmente, tiene que ver con el merodeo por los alrededores, con el contexto de cada situación, en este caso, Recoleta, con su arquitectura de primera categorí­a, los mármoles, los edificios emblemáticos, sus vecinos... y cada misión estará explicitada en un video ilustrativo del que participan todos los creadores del proyecto.

Bengolea es además coordinador del Espacio Contemporáneo de Fundación Proa y tiene como antecedentes la creación de la galería virtual Redgalería y de Proyecto Red, una revista digital de artistas, así como el proyecto y libro de dibujos "bosquejaresbozarproyectar", junto Javier Aparicio, por el que pasaron unos 150 artistas.

En tanto que Molina, docente, consultora de arte y curadora independiente que dirige Bosch, junto a Caballero, directora de la galería que lleva su nombre, son reconocidas galeristas del circuito artístico contemporáneo; y Acebo, uno de los artistas convocados, es licenciado en Artes Visuales y profesor de pintura en la Universidad Nacional de las Artes (UNA); mientras que Durrieu, cursó Bellas Artes en la escuela Prilidiano Pueyrredón, trabajó como montajista, diseñadora y asistió a artistas como Pablo Siquier.

La muestra podrá visitarse hasta mediados de marzo en Montevideo 1723 y 1720, de lunes a viernes, de 13 a 19.