19/01/2017 Crdoba

Villa General Belgrano: Tres opciones para los amantes de la naturaleza y tranquilidad

Pozo Verde, Cerro de la Virgen y Paseo de los arroyos son reservas y áreas protegidas que brindan a los turistas unas vacaciones a puro verde.

Por Valentina Selzer


En Villa General Belgrano, ubicada en el departamento cordobés de Calamuchita, existen varias opciones para recorrer y disfrutar de una nueva tendencia como lo es el turismo sustentable. Con las reservas protegidas de Pozo Verde, Cerro de la Virgen y Paseo de los Arroyos el visitante podrá disfrutar de la riqueza de la flora y la fauna y descansar entre los cursos de agua.

El acceso que lleva a Pozo Verde, queda a unos 600 metros de la entrada de la Villa. Se puede ingresar en transporte hasta un estacionamiento ubicado dentro del predio y luego hay que emprender una caminata de 15 minutos por un sendero a orillas del agua y sin pendientes pronunciadas, lo que hace que su dificultad sea baja.

También para este paseo se puede alquilar una eco-bici en la secretaría de Turismo, ya que una vez en el lugar, hay espacios para dejar la bicicleta y hacer el resto del recorrido a pie.

La travesía permite disfrutar desde vegetación autóctona con grandiosos helechos, hasta de un avistaje de aves con visitas guiadas o bien un avistaje de mariposas que es autoguiada a través de juegos, con más de 20 especies para divisar.

Al llegar a Pozo Verde, la caminata puede continuar (con intensidad intermedia por el ascenso) para adentrarse en las sierras unos 20 minutos más y encontrarse con el Cerro Mirador; una bella panorámica del valle de Calamuchita, de la villa y sus alrededores.


Otro de los paseos obligados para hacer en Villa General Belgrano, es conocer el Cerro de la Virgen y Pico Alemán. Sobre la  Ruta Nº 5 se puede acceder a las mejores vistas panorámicas.

El Cerro de la Virgen, a 1250 metros sobre el nivel del mar, y el Pico Alemán unos metros más adelante, implica que el recorrido total sea de 3800 mts. aproximadamente sumando el descenso, por lo que es indispensable tener en cuenta la topografía del sector e ir con vestimenta cómoda.

Finalmente, el pueblo propone una actividad muy saludable que es el Paseo de los Arroyos para hacerlo caminando o en bicicleta. Es una excursión muy cómoda y relajada que puede llevarla a cabo toda la familia, descubriendo el verde de la vegetación y los rincones pintorescos de los arroyos que cruzan la Villa: El Molle, El Sauce y La Toma.

Entre frondosa vegetación autóctona y un clima agradable, los arroyos son espacios ideales para pasar el día, descansar y disfrutar de unas vacaciones haciendo turismo sustentable.