11/01/2017 Crisis en AFA

Los clubes de Primera, contra la Comisión Normalizadora

Decidieron avanzar para pedirle que les cancelen "en el menor tiempo posible" la deuda de 350 millones de pesos que les deben de Fútbol para Todos, así como el imperativo reconocimiento de los montos pendientes por los meses de mayo, junio, octubre y noviembre de 2016.

Luego de una reunión en la que se trató la dura situación de los clubes de la Primera División del Fútbol Argentino, los 30 equipos coincidieron en este y otros puntos que después llevaron al papel a través del siguiente comunicado, que consta de cinco puntos:

1- Gestionar ante la Comisión Normalizadora de la AFA la cancelación, en el menor tiempo posible, de los 350 millones de pesos comprometidos en su momento para todo el fútbol argentino. El marco de asfixia financiera que viven la mayoría de las instituciones vuelve urgente la efectivización de ese pago.

2- Solicitarle a la Comisión Normalizadora el reconocimiento por escrito de la deuda de la AFA con los clubes por las cuotas de los derechos audiovisuales de los meses de mayo y junio, y la diferencia en las liquidaciones de los de octubre y noviembre.

3 - La misma comisión que los clubes de Primera División oportunamente designaron para encargarse de las negociaciones por los derechos audiovisuales será la encargada de tratar con el Estado la finalización del vínculo por el programa Fútbol Para Todos.

Los clubes designados en su momento como integrantes de esta mesa negociadora por la Primera División son Boca, River, Independiente, Racing, San Lorenzo y Lanús.

4 - Los clubes de Primera División facultan y autorizan al presidente de la Superliga a comenzar las negociaciones para la creación de un Convenio de Coordinación a suscribirse con la AFA.

5- Los clubes de la categoría mayor de la AFA designarán prontamente a un grupo de dirigentes que conformarán una mesa de trabajo conjunto con los directivos de las otras categorías del fútbol argentino (ascenso y ligas del interior). La gravedad de la situación general conlleva a que la conciencia generalizada desemboque en un marco de fusión entre todos los estamentos que administran a las instituciones.

El contexto de asfixia económica tiene como única vía de solución la unión de todas las entidades (sin distinciones) para dejar definitivamente atrás a la peor crisis institucional de la historia del fútbol argentino.