11/01/2017 Estados Unidos

Tillerson: "Los DDHH no pueden ser la única guía de la política exterior"

El empresario postulado por Donald Trump a secretario de Estado habló ante el Senado sobre el islamismo radicalizado, Rusia y los Derechos Humanos.

Con manifestaciones dentro y fuera del Capitolio, el ex CEO de ExxonMobil, Rex Tillerson, nominado por el presidente electo Donald Trump como su secretario de Estado, se presentó este miércoles a su audiencia de confirmación en el Senado, en medio de preocupaciones por sus lazos con Rusia, un país al que calificó de "peligroso, pero no impredecible". 


En el segundo día de agitadas audiencias ante el Senado para ratificar las nominaciones del gabinete de Trump, Tillerson tuvo que salir a explicar su estrecha relación con el presidente ruso, Vladimir Putin, en un momento delicado y áspero de las relaciones, tras un informe que supuestamente hicieron los servicios de inteligencia rusos contra el magnate. 



Y también, luego que las agencias estadounidenses concluyeran que Moscú organizó una campaña para influir las elecciones del 8 de noviembre, en las que ganó Trump.

Tillerson: Rusia es peligrosa, pero "no impredecible"

Tillerson llamó a "tener las cosas claras sobre las relaciones con Rusia", al asegurar que ese país "presenta un peligro, pero no es impredecible a la hora de impulsar sus propios intereses".



"Mientras que Rusia busca el respeto y la relevancia en la escena global, sus actividades recientes hicieron caso omiso de los intereses estadounidenses", sostuvo el ex petrolero, que desde hace más de dos décadas mantiene una amistad con Putin, y quien criticó las sanciones impuestas por Estados Unidos cuando Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea. 

 Tillerson, que recibió la Orden de la Amistad en 2013 de manos de Putin, dijo este miércoles que Rusia "ha invadido Ucrania, incluida la anexión de Crimea, y apoyado a fuerzas sirias que violan brutalmente las leyes de la guerra", por lo que "nuestros aliados en la OTAN tienen razón al alarmarse sobre la pujanza de Rusia".

El ex director de ExxonMobil pidió "reivindicar" el liderazgo estadounidense en el mundo ya que, para él, fue "la ausencia" de ese liderazgo lo que dejó "la puerta abierta y envió señales no intencionadas", en referencia al incumplimiento de Barack Obama en 2013 de su promesa de intervenir en Siria si Damasco usaba armas químicas.



Y subrayó: "los derechos humanos no pueden ser la única guía de la política exterior" estadounidense y que la "misión extrema" de su país tiene que ser terminar con el "islamismo radicalizado".

Para leer el cable de la noticia acceder a https://cablera.telam.com.ar/cable/445297