10/01/2017 Santa fe

Allanaron la comisara de Arroyo Seco y el domicilio de un inspector municipal por las muertes en una rave

La Policía Federal allanó la seccional 27ma. de esa localidad santafesina y el domicilio particular de un empleado que firmó el acta de inspección del boliche “Punta Stage” la madrugada de la fiesta electrónica en la que murieron dos jóvenes.

El procedimiento fue solicitado por el fiscal federal Mario Gambacorta y ordenado por el titular del juzgado 3 de Rosario, Carlos Vera Barros, y también volvió a ser allanado el edificio municipal de Arroyo Seco, indicaron los informantes.

“Estamos tratando de acumular la mayor cantidad de prueba posible con el fin de tener los elementos para valorar posibles declaraciones indagatorias”, dijo a Télam una fuente judicial.

Los allanamientos se realizaron en la comisaría 27ma. de Arroyo Seco, en el municipio –que ya había sido allanado el 5 de enero pasado- y en un domicilio de la cortada De Giácomo, ubicada en el barrio Güemes de esa comuna.

En todos los casos, confirmaron las fuentes, el procedimiento tuvo como fin buscar documentación relacionada con la causa que investiga la posible facilitación del comercio para la venta de estupefacientes.

Si bien aún no hay imputados en el caso, el juez Vera Barros había ordenado ayer la prohibición de salir del país de los organizadores de la fiesta electrónica de Año Nuevo en el boliche “Punta Stage”, de la que participó el DJ británico Sasha.

Se trata de Alan David Van Broock y Gino Piazzese, titulares de Art Live Producciones, la empresa que organizó la rave.
Luego de la fiesta electrónica murieron la joven rosarina Giuliana Maldovan (20) y Lucas Liveratore (34), oriundo de la ciudad bonaerense de San Nicolás.

Según los fiscales de la Justicia ordinaria que investigan ambos casos, los jóvenes habían consumido pastillas de éxtasis durante la rave, mientras se aguardan los exámenes toxicológicos para determinar científicamente las causas de sus muertes.

Según pudo saber Télam, el domicilio particular allanado hoy corresponde a un inspector municipal que sería el firmante del acta de inspección del boliche la noche de Año Nuevo.

Las fiestas electrónicas están prohibidas en el distrito de Arroyo Seco desde abril de 2016, por un decreto municipal.

Sin embargo, la fatídica rave del 1 de enero se realizó con una profusa difusión a través de las redes sociales y asistieron unas tres mil personas, según datos de la causa.

El secretario Legal y Técnico del municipio, Gabriel Olivé, admitió durante una rueda de prensa la semana pasada que se habían efectuado inspecciones en “Punta Stage” aunque el boliche no fue clausurado durante la fiesta electrónica.

Por otra parte, la Fiscalía Federal 2 de Rosario y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) volvieron a convocan a todas aquellas personas que puedan tener datos sobre los hechos ocurridos en el boliche.

“Quienes deseen aportar datos de interés contarán con todas las medidas de protección necesarias y podrán hacerlo bajo identidad reservada”, explicaron.

Y agregaron que los testigos “podrán ponerse en contacto con las fiscalías por correo electrónico a procunar@mpf.gov.ar o fisfed2-ros@mpf.gov.ar”.

Para leer el cable de la noticia acceder a: https://cablera.telam.com.ar/cable/444943