05/01/2017 programa

Canal Encuentro estrena el concurso de ciencia "Eureka"

La señal estrena este jueves a las 22 "Eureka, desafío de ideas", un programa en que emprendedores y científicos participarán de un concurso por rondas eliminatorias con el objetivo de ser elegidos por un jurado de notables como los merecedores del premio de 100.000 pesos para invertir en el desarrollo y profundización de su proyecto.

El concurso, que también otorgará premios de 30.000 y 20.000 pesos al segundo y tercer lugar, contará con 48 participantes con prototipos o proyectos enmarcados en las categorías tecnología, salud, energía, alimentación, textil y sustentabilidad.

El programa -con repeticiones los jueves a las 4, a las 10 y a las 16, los sábados a las 10 y los domingos a las 20- tendrá un jurado permanente compuesto por Fabricio Ballarini (biólogo y especialista en neurociencia), Marcela Riccillo (especialista en inteligencia artificial y robótica) y Sebastián Brie (experto en innovación tecnológica), además de un expertos invitados.

El envío estará conducido por Micaela "Mikki" Lusardi, con trayectoria en el periodismo del rock en la señal MTV y en el programa radial "Otros duermen", que lleva adelante actualmente en Rock & Pop, de lunes a viernes de 0 a 2.

En charla con Télam, Mikki explicó qué la atrajo del proyecto y conversó acerca de la situación presupuestaria que vive la investigación científica en el país, por la que investigadores del Conicet y miembros de la comunidad académica decidieron tomar el edificio del Ministerio de Ciencia y Técnica a fines de 2016.

Télam: ¿De qué se trata "Eureka, desafío de ideas"?
Mikki Lusardi: Es algo así como un concurso de proyectos científicos con participantes de todo país. Fueron como 500 inscritos, de los cuales pasan 48 a participar del programa. Es un formato de "reality", hay tres jurados estables que salen todos los programas y después de la temática que se trate en el día hay un jurado invitado.


T: ¿Quiénes podían participar? ¿Qué clase de proyectos buscaban?
ML: Son todos proyectos que están no terminados, pero tampoco son ideas que estén en papel. De todos hay un prototipo, hay algo que se puede ver, hay algo que se está probando. Y los participantes son muy variados: en una misma categoría tenés un tipo con tres doctorados y un estudiante de 18 años que acaba de terminar el colegio. La intención es la de la difusión científica, pero con algo que para mí es lo más interesante que es cómo se puede manejar un mismo lenguaje, creo que es el mayor desafío. Que entre quien esté viendo el programa, tenga la edad que tenga, tenga el bagaje de educación que tenga, y todos los concursantes y los jurados se pueda sacar un lenguaje común.


T: ¿A Encuentro le faltaba ese lenguaje más llano, más accesible?
ML: No, siempre fui muy fanática de canal Encuentro y una vuelta extraña de la vida hace que hoy me toque, en otro contexto y en otra coyuntura, ser parte. La novedad vinculada a la ciencia es algo que por ejemplo Adrián Paenza siempre hizo a su manera. Lo digo más porque, por ahí, uno tiene la sensación de que la ciencia está puesta ahí en un lugar lejano, extraño y ajeno a nosotros. En realidad, todo lo que están haciendo estas personas es algo que tiene que ver con cosas que pasan todos los días. Además, lejos están de no tener nada que ver con lo social. Desde un proyecto que busca cómo hacer para llevar agua a comunidades del Chaco que no tienen agua potable al tratamiento de enfermedades muy particulares como el Parkinson, hay de todo y todo tiene que ver con algo cotidiano.


T: ¿Existe el riesgo de banalizar la ciencia al cruzarla con un concurso?
ML: Yo pienso que por ahí, a priori, eso podría haber ocurrido, pero en las decisiones de cómo se trabaja desde la producción, cuáles son los proyectos que se presentan, quién es el jurado es donde uno se puede atajar para que eso no suceda. Que sea un planteo serio y a la vez divertido y que pueda funcionar con todos esos lenguajes en común, el de la televisión y el de la ciencia.


T: ¿Cómo te preparaste para el programa? ¿La ciencia era una temática que ya te interesaba?
ML: En realidad yo vengo de otro palo de la ciencia que es la ciencia social. Estudié Ciencias Políticas en la UBA, que no tiene nada que ver con lo que estudiaron todas estas personas, pero tiene que ver con una forma de pensar el mundo. Además con la gente de la producción estuvimos trabajando un tiempo antes y la preparación pasaba también por leer los proyectos, por saber qué era lo que estaba pasando con las problemáticas. Nada es del todo inaccesible, incluso cuando tenés que interiorizarte, no sé, en un sistema con bacterias para descubrir si hay arsénico en el agua.


T: Como modelo de divulgador nombrabas a Paenza, ¿qué opinión tenés acerca de que acaba de anunciar que no va a seguir con "Científicos Industria Argentina"?
ML: Me parece una tristeza, es un ciclo que lleva un montón de tiempo. Entiendo que es un época compleja en un montón de sentidos para tomar posición respecto a muchas cosas y justo particularmente por suerte se llegó a un acuerdo (entre la comunidad científica y el Ministerio de Ciencia y Técnica) y el estreno (de "Eureka…") se da en otras condiciones. Pero me da tristeza y es algo que me hubiese gustado que se pudiera resolver para que siga teniendo un espacio en la Televisión Pública.


T: Tras el conflicto con la comunidad científica ¿cómo ves la política de ciencia del gobierno?
ML: Apoyo mucho la lucha de los científicos, es algo que venimos haciendo desde estudiantes, me parece que de ninguna manera hay que descuidar a nivel estatal lo que es la investigación y la educación. De la misma manera, siento que la nuestra era una oportunidad que no queríamos desaprovechar, justamente que se esté apostando en un programa que tiene que ver con la divulgación científica.


T: Viniendo de MTV y Rock & Pop, ¿cómo se congenian dos mundos en apariencia tan diferentes, como son el de la ciencia y el rock?
ML: Esto es algo que me permite mostrarme en un lugar distinto, que me saca de mi eje de comodidad. Aunque al mismo tiempo felizmente me sigue resultando bastante cómodo. Es un desafío, es estar en un canal distinto. Yo hasta ahora en televisión (en MTV) lo que hice era más para Latinoamérica que para la Argentina. Entonces no sólo el desafío personal sino la intención de crecer y que sea un punto de partida.


T: La Rock & Pop es una cuna de leyendas, grandes salieron o pasaron por ahí. ¿Eso intimida o funciona como modelo a seguir?
ML: Y, si te ponés a pensar… Lalo Mir, Pergolini, la "Negra" Vernaci... En realidad si lo pensás mucho se complica, se prende el micrófono, te dan aire y sin ese momento te acordás de todo eso te paralizás. A mí me gusta saberlo desde un lugar de conciencia, de decir "esto está buenísimo", estoy en un espacio, en una construcción que entre otras cosas increíbles tuvo a todos estos personajes espectaculares. Prefiero que sea lo que me enriquece y no lo que me paralice, que me estimule a algo mejor, a hacer algo distinto, algo propio, pero algo que tratamos de que esté bueno todos los días.

Para leer el cable de la noticia acceder a http://cablera.telam.com.ar/cable/442600