03/01/2017 opinin

De Woodstock a la industria: "Hippies tecnolgicos", el conocimiento colaborativo

Los nacidos entre 1981 y 1995, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio, integran la denominada Generación Millenials. Sobre las características de esta generación opinó para Télam la Lic. en Marketing y Administración y gerente de Marketing en Softtek Sudamérica Hispana, Vanina Beraldi.

Vanina Beraldi

Por Vanina Beraldi

Si algo caracteriza a la generación Millenial es su predisposición natural a compartir. Se nota en su pasión por compartir momentos en las redes sociales, pero también a niveles más profundos, como en la generación de conocimiento. Atrás quedó la idea de exclusividad y monopolio de las ideas: para ellos, el conocimiento es un bien común y toman la delantera en el cambio de paradigma.

No viven las creaciones innovadoras como propias, sino que impulsan el desarrollo en conjunto. Las ideas dejan de ocupar el centro de la escena y son medios para llegar a otro fin: la evolución.

Los millenials están dispuestos a pasar largas horas generando ideas en conjunto y llevándolas a un prototipo. Disfrutan creando y compartiendo, ya que significa un aporte a la generación de conocimiento y también un crecimiento personal. Pero, ¿están preparadas las empresas para dar lugar a esta nueva forma de concebir el trabajo creativo?

Algunas organizaciones están alentando prácticas colaborativas para que los millenials puedan desarrollar sus ideas y compartirlas dentro del espacio de trabajo. Laboratorios, programas internos de emprendedurismo y hackatones se hacen cada vez más presentes en las compañías, y suman, año tras año, nuevos adeptos para dar soluciones tecnológicas a las diferentes problemáticas. Disney, por ejemplo, tiene el programa Disney Lab, una incubadora de startups para apoyar las ideas de talentos internos.

Softtek impulsa laboratorios de innovación para generar mejoras en el negocio de los clientes y en los cuales los colaboradores generen ideas, elijan sus proyectos y el rol que pueden ocupar en él.

Si la propuesta es crear, lo ideal es que los objetivos de cada grupo estén basados en dar soluciones a necesidades concretas de los propios clientes o del negocio. Apelar a la creatividad de los talentos internos puede ser redituable para la empresa.

El desafío constante es lo que más motiva a los jóvenes talentos. Estos espacios les permiten probarse en nuevos roles, lo que genera dinamismo y por ende, entusiasmo. 

La sinergia que generan los equipos y el relacionamiento con otros grupos de trabajo propicia el crecimiento de todos, fomenta el trabajo conjunto en otros ámbitos y genera un buen clima de trabajo.

Permiten a los colaboradores crecer profesionalmente, ya que ganan experiencia en un proyecto real; y a las compañías, entrenar a los perfiles en estos nuevos roles para luego poder llevarlo a la gestión frente al cliente.

Estas iniciativas capacitan a los talentos en áreas como liderazgo, comunicación y escucha, sumando nuevas habilidades para capitalizar y fomentan su espíritu emprendedor.

(*) Lic. en Marketing y Administración. Gerente de Marketing en Softtek Sudamérica Hispana.