29/12/2016 caso AMIA

Para Arroyo Salgado, el fallo expone "la falta de voluntad" que tuvo el Ministerio Pblico para investigar

Para la jueza y ex mujer de Alberto Nisman, la procuración “no representa los intereses de la sociedad que en un ochenta por ciento quiere que se sepa la verdad con respecto a la denuncia que presentó" el ex fiscal.


La jueza federal Sandra Arroyo Salgado calificó como “una decisión “importante y valiente” la de la Cámara de Casación de reabrir la denuncia presentada por su ex pareja, el fallecido fiscal Alberto Nisman, y consideró que el fallo expuso “la falta de voluntad que tuvo el Ministerio Público Fiscal para representar el interés general de la sociedad”.

La magistrada afirmó “desconocer” si las pruebas que tenía Nisman para denunciar por encubrimiento a Cristina Fernández de Kirchner se encuentran a resguardo, pero recordó que el funcionario judicial había anticipado que “tenía un material” con el cual respaldar sus acusaciones.

“Desconozco donde está ese material probatorio, pero Nisman había anticipado en declaraciones a los medios de prensa que contaba con ese material”, subrayó Arroyo Salgado.

La magistrada cuestionó el rol que jugaron ante la denuncia de Nisman los jueces María Romilda Servini y Daniel Rafecas, al sostener que “no le dieron oportunidad” al titular de la UFI AMIA de probar lo que había presentado.

“Servini de Cubría se negó a habilitar la feria y (Daniel) Rafecas rechazó la denuncia en tiempo récord porque se venía la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso”, en alusión al discurso ante los representantes del Poder Legislativo que debía pronunciar Cristina Fernández de Kirchner el 1 de marzo de 2015.

La Sala I de la Cámara de Casación Penal ordenó hoy investigar la denuncia que el fallecido fiscal Alberto Nisman presentó hace casi dos años contra la ex presidenta Cristina Kirchner por el supuesto encubrimiento del atentado a la Amia ocurrido en 1994.

En un fallo dividido, el máximo tribunal penal del país revirtió las resoluciones del juez federal Daniel Rafecas y de la Sala I de la Cámara Federal porteña, integrada por Eduardo Freiler y Jorge Ballestero, que habían desestimado en dos oportunidades la denuncia del entonces titular de la UFI-AMIA.

Para ello, Casación no solo revocó esas sentencias, sino que los apartó de la causa, ordenando que, por sorteo, se designe un nuevo juez para que investigue la denuncia, lo que ocurriría mañana, en el último día de actividad judicial antes de la feria de enero.

Nisman hizo su presentación el 14 de enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto en su departamento con un tiro en la cabeza.

El encargado de investigar el atentado a la mutual judía, ocurrido el 18 de julio de 1994, denunció que el Memorándum de Entendimiento con Irán, firmado en 2013, escondía "un intento de liberar de responsabilidades" a los funcionarios iraníes sindicados como autores de la voladura que provocó 85 muertos y centenares de heridos a cambio de incentivar las relaciones comerciales entre Argentina y la República Islámica.

Ademas de la ex presidenta, Nisman señaló al entonces canciller Héctor Timerman ; al diputado y jefe de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque; a Luis D'Elía y Fernando Esteche ; al supuesto agente inorgánico de la ex SIDE Allan Bogado, y al ex juez Héctor Yrimia.

“Conozco la trayectoria de los jueces que integran esta Cámara y valoro sus conocimientos académicos y profesionales. Tomaron una decisión valiente que nos permitirá conocer la verdad”, puntualizó Arroyo Salgado.